Nov 3, 2016 - Actividades    No Comments

Nueva mesa directiva de la ANPB

posesion de la mesa directiva de la ANPB

La nueva directiva de la Asociacion Nacional de Periodistas de Bolivia posesionada durante el IX Congreso Ordinario de la Asociacion desarrollado en Tarija  ha quedado conformada de la siguiente manera:

Presidente: Pedro Glasinovic de La Paz

Vice presidente: Julio Veizaga de Cochabamba.

Secretario General Felix Espinoza de La Paz.

Secretaria de Relaciones Lidia Campos M. De Tarija.

Secretario de Hacienda Luis Velasquez de Potosi.

Secretario de Registro Rene Carvajal de La Paz.

Vocales Ramiro Quiroga de Chuquisaca y Ayda Dominguez de Beni.

El Tribunal de Honor esta conformado por:

Ronald Grebe de La Paz.

Lucy Argote de Cochabamba.

German Cazaza de Santa Cruz.

Jorge Lazzo de Oruro

Carlos Arce de Pando

Nov 3, 2016 - Actividades    No Comments

ANPB: Declaración de Tarija

Por la libertad y la democracia

El pueblo boliviano, a lo largo de su historia, ha reafirmado su libertad y sus derechos. Luchó y recuperó la democracia con un sacrificio ejemplar. Superó crisis económicas con esfuerzo y firmeza. Defendió su dignidad e integridad por encima de las adversidades. En todos esos avatares los periodistas acompañamos con lealtad y consecuencia, con transparencia y honestidad, esa lucha tenaz y ejemplar. Y hoy más que nunca los periodistas y el pueblo estamos apegados a la libertad y la democracia porque provienen de nuestras entrañas mismas.

Hoy, una vez más, estamos preocupados por  los signos y señales que amenazan los derechos fundamentales de la sociedad: Amenazar la libertad de expresión es amenazar la democracia;  amenazar la libertad de opinión es amordazar la libertad de pensamiento. La garantía de la democracia plena es la libertad de expresión.

La instrumentalización de la justicia, la propaganda como instrumento de coerción, la amenaza y la violencia contra el libre ejercicio periodístico, los monopolios públicos y privados destinados a la nociva propaganda y adoctrinamiento, la perversión y persecución política, la corrupción y el narcotráfico son claros indicios que ponen en riesgo el sistema democrático.

Los periodistas, frente a estas adversidades, declaramos nuestro compromiso de seguir la lucha democrática a lado del pueblo boliviano. Convencidos de que nuestro pueblo tiene razón al calificarnos, junto a la Iglesia, como las instituciones más creíbles y confiables para garantizar la vigencia del estado de derecho.

Los periodistas sostenemos que la falta de transparencia en las investigaciones sobre corrupción, tráfico de influencias y otras irregularidades confirma que el pueblo cree cada vez menos en la solvencia legal y moral de la administración del Estado.

Los periodistas reafirmamos la plena vigencia de la Ley de Imprenta como único instrumento que garantiza tanto el ejercicio periodístico como el derecho de la sociedad a ser correctamente informada. La Ley de Imprenta es un patrimonio jurídico del pueblo boliviano.

Los periodistas exhortamos a los actores políticos a respetar las convenciones internacionales, ratificadas por el Estado, como la de San José de Costa Rica, que en su artículo 13 garantiza la libertad de pensamiento y expresión. Y La Carta Democrática Interamericana que declara expresamente que el gobierno está obligado a promover y defender la democracia representativa.

Los periodistas invocamos y exigimos el respeto de los artículos 106 y 107 de la Constitución Política que, ante los avasallamientos en contra del pueblo a conocer objetivamente lo que sucede en todas las esferas del Estado, es una garantía para el trabajo responsable de la información, como también de la Ley 494 sobre la responsabilidad de empresas y Estado de respetar la calidad profesional del periodista.

Convencidos de que todos estamos conminados a preservar la democracia de cualquier turbulencia política y económica, los periodistas, en nuestro noveno congreso nacional realizado en Tarija, el 29 de octubre, ratificamos nuestra independencia política y nuestro inquebrantable compromiso con la democracia.

Oct 25, 2016 - Actividades    No Comments

Alfonso Gumucio dictará taller durante el Congreso Ordinario de la Asociación Nacional de Periodistas

La secretaria de Hacienda de la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia, Lidia Campos Miranda, informó que con motivo de la realización del IX Congrego Nacional de ese sector el viernes 28 de octubre, será realizado en el Salón Auditorio del Colegio Médico de Tarija.

El taller denominado “La experiencia en C4D llevada adelante por la cooperación Suiza en Bolivia”, que contará con la presencia del embajador de Suiza, Roger Denzer. El taller estará a cargo del comunicólogo Alfonso Gumucio Dagron y no tendrá ningún costo.

Alfonso Gumucio Dagron es un intelectual, periodista, fotógrafo, cineasta y escritor boliviano nacido en 1950. Ejerce como especialista en Comunicación para el Desarrollo, los estudios y el trabajo lo llevaron a viajar por Europa, América, Asia, África y Oceanía durante los últimos 25 años. Es autor de la primera Historia del Cine en Bolivia (1983) y de un estudio biográfico: Luis Espinal y el Cine (1986). Varias de sus obras han sido publicadas en francés y en inglés.

Roger Denzer, embajador de Suiza en Bolivia, nació en Basilea en 1961, se graduó en Ciencias Económicas y Gestión Pública en la Universidad de Basilea. Fue miembro del Departamento Federal de Asuntos Exteriores DFAE, como encargado de programa en el seno de la Dirección al Desarrollo y la Cooperación DDC en Lima, fungió como vice-gobernador suizo del Banco Interamericano de Desarrollo y fue jefe del Estado Mayor de la DDC en 2013.

Periodistas, comunicadores sociales, profesionales de todas las áreas y estudiantes podrán participar del mismo sin ningún costo desde las 08:30 hasta las 18:00 del mismo día.

Campos informó a su vez que por primera ocasión se desarrollará en Tarija el Congreso Ordinario de la Asociación Nacional, evento en el que participarán presidentes de las 9 asociaciones departamentales, delegados, Directorio Nacional, Tribunal de Honor y Círculo de Mujeres Periodistas.

Según la dirigente, se analizarán importantes temas relativos al ejercicio del periodismo, libertad de expresión, libertad de prensa, fortalecimiento institucional, así como otros relacionados al gremio periodístico, se harán reconocimientos; siendo también una de las actividades agendadas la elección del nuevo Directorio Nacional.

El taller busca compartir la experiencia en C4D llevada adelante por la Cooperación Suiza en Bolivia. Incluye el desarrollo de la Política de C4D para Bolivia y del Manual de C4D, producido en Suiza, nutrido con las experiencias de América Latina.

Finalmente la Secretaria de Hacienda de la ANPB, agradeció a los auspiciadores del evento entre ellos, EMBOL, al representante de Tarija en el Dakar 2015, Delio Velásquez, la marca “Campos de Solana”, al presidente del Colegio Médico de Tarija, Juan Carlos Oquendo y al gerente General de Nuevo Sur, Fabricio Nava De Los Ríos.

Alfonso Gumucio

Alfonso Gumucio Dagron es un intelectual, periodista, fotógrado, cineasta y escritor boliviano nacido en 1950. Ejerce como especialista en Comunicación para el Desarrollo. Primero los estudios y luego el trabajo lo llevaron a viajar por Europa, América, Asia, África y Oceanía durante los últimos 25 años. Es autor de la primera Historia del Cine en Bolivia (1983) y de un estudio biográfico: Luis Espinal y el Cine (1986). Varias de sus obras han sido publicadas en francés y en inglés.

 

 

Roger Denzer

Roger    Denzer, embajador de Suiza en Bolivia, nació en Basilea en 1961, se graduó en Ciencias Económicas y Gestión Pública en la Universidad de Basilea. Fue miembro del Departamento Federal de Asuntos Exteriores (DFAE) como encargado de programa en el seno de la Dirección al Desarrollo y la Cooperación (DDC) en Lima, fungió como vice-gobernador suizo del Banco Interamericano de Desarrollo y fue jefe del Estado Mayor de la DDC en 2013

Oct 25, 2016 - Actividades    No Comments

TALLER: UNA EXPERIENCIA DE COMUNICACIÓN PARA EL DESARROLLO (C4D) Cooperación Suiza en Bolivia

Durante el Congreso Ordinario de la Asociación Nacional de Periodistas que se efectuará en esta ciudad, entre el 28 y 29 de octubre, se desarrollará el taller denominado “Una Experiencia de Comunicación para el Desarrollo, patrocinado por la Cooperación Suiza a Bolivia.

El taller busca compartir con las y los periodistas miembros de la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia y periodistas de Tarija, la experiencia en C4D llevada adelante por la Cooperación Suiza en Bolivia. Incluye el desarrollo de la Política de C4D para Bolivia y del Manual de C4D, producido en Suiza, nutrido con las experiencias de América Latina.

El taller está dirigido a periodistas de los nueve departamentos de Bolivia, que son asociados de la ANPB, así como a comunicadores, periodistas y estudiantes de comunicación de Tarija.

El taller estará a cargo del comunicólogo Alfonso Gumucio Dagron y se desarrollará el 28 de octubre de 2016 en instalaciones del Colegio Médico de Tarija.

Programa:

09.00 Inscripción de participantes

09.30 Taller C4D (1ra parte)

13:00 Almuerzo

14:00 Taller C4D (2ra parte)

18:00 Fin del Taller C4D

Entrada libre

La prensa, periodistas y “cárteles de la mentira”

Hasta hace treinta años en que aparecieron los “cárteles del narcotráfico”, se llamaba bandas, mafias e imperio de la delincuencia a organizaciones que violaban la ley en todo sentido y atentaban contra el bien común. El narcotráfico, por sus gravísimas implicaciones en la vida

de los pueblos, ha recibido condenas permanentes y se llama “cárteles” a grupos organizados para producir, comercializar y promover consumo de todo tipo de drogas alucinógenas.

La prensa, cuando cometía algún error, y en cualquier parte del mundo, era desmentida o acusada de calumnias o acusaciones sin fundamento, en casos, se le puso el calificativo de “prensa amarilla” para designarla como negocio de intereses creados que obraban mal y, por igual, difundían y defendían causas ajenas al bien común. Este tipo de prensa aún existe en el mundo y es medio que sirve a organizaciones no siempre legales.

En nuestro país, lamentablemente, se ha decidido, por parte de algunas autoridades del gobierno, calificar a los medios de comunicación y a los periodistas como integrantes de lo que llaman “el cártel de la mentira” buscando que prensa y periodistas pierdan la credibilidad del público al que dicen, engañan, mienten y muestran hechos del gobierno o de entidades privadas que nada tendrían que ver con la verdad y principios de honestidad y responsabilidad; pero, ni prensa -escrita, televisiva, radial- ni periodistas que trabajamos en ella, hemos ingresado en los ámbitos de la corrupción y alteración de la moral y la ética; no concebimos el servicio a bandas o mafias ni a la propagación de la delincuencia y faltamiento a las virtudes, valores y principios porque creemos que servimos honesta y lealmente al país y al pueblo dando informaciones luego de recogerlas en fuentes responsables; relatamos, analizamos, criticamos o aplaudimos y sugerimos medidas o disposiciones que habría que adoptar según los casos; entendemos que el Estado, a cuyo servicio estamos conjuntamente los gobiernos, se rige tan sólo por la Constitución Política del Estado y las leyes que están inspiradas en principios morales y, como base fundamental, el decálogo de la Ley de Dios, cuales son los diez mandamientos, o en principios de moral, decencia, respeto y honestidad que pregonan y propalan todos los credos religiosos sin importar la denominación que tengan.

Acusar a los medios de comunicación y a quienes colaboran o trabajan en ellos, es contrario a la verdad y a principios de sana responsabilidad que todos deberían practicar, tengan o no poder de cualquier clase. Disposiciones legales concretas y terminantes, como es la Ley de Imprenta que ampara a la libre expresión, no deben ser vulneradas ni menos intentar su reemplazo con leyes o códigos que están vigentes en contra de los delitos comunes porque el periodismo relata hechos reales y es comentado dentro de marcos de responsabilidad y honestidad. La libertad de expresión está consagrada por la Constitución y las leyes; su vulneración o no acatamiento por parte de cualesquiera autoridades no corresponde ni bajo el amparo de otras leyes porque la supremacía de la Ley de Imprenta es incuestionable o sea que está sobre cualquier otra disposición legal, salvo la Constitución. El periodismo boliviano ha actuado siempre bajo principios de seriedad y responsabilidad y no ha ocultado o minimizado extremos en que hayan prevalecido los engaños o mentiras y la excepción es ese periodismo “amarillista” que ha seguido consignas y no ha actuado dentro de parámetros de moral y ética porque ha servido a intereses subalternos porque se lo hace en defensa y hasta sometimiento a grupos o instancias ajenos a principios.

La prensa libre e independiente en el mundo entero es básica para las libertades, la justicia y la democracia; no sirve para la defensa de hechos contrarios a las leyes y menos para lastimar u ofender a personas o instituciones sino basa su información, análisis y criterios sobre la verdad y responsabilidad, que son los únicos salvaguardas de la seguridad de la prensa y de los periodistas como medios de comunicación, sino para quienes trabajan en ella como periodistas, sean reporteros, redactores, editorialistas, columnistas, analistas o comentaristas que se atienen a principios de libre expresión pero con responsabilidad.

Los “cárteles de la mentira” corresponden, en todo caso, a quienes son integrantes de mafias o bandas organizadas para el crimen y atentados contra el bien común, para los que actúan bajo dictados del derecho de la fuerza que conculca el Derecho de la Constitución y de las leyes que deben regir la vida del país. Los cárteles son para quienes buscan proteger los hechos contrarios al bien común y para aquellos que complotan contra los derechos humanos y toman a la prensa como culpables de sus errores. Prensa y periodistas nos sentimos consubstanciados totalmente con quienes actúan en los marcos legales, sirven al bien común y actúan con alta moralidad; no nos corresponde ser incluidos en las listas de bandas o mafias inexistentes en el país y que buscan sólo el bien de pocos en detrimento de los intereses de los más, que es el pueblo y sus instituciones.

Fuente: El Diario, 14.10.16 por Armando Mariaca, periodista y economista

¡Radioteca cumple 10 años!

En junio del 2004, dentro de las actividades del II Foro Social de las Américas celebrado en Quito, Ecuador, un grupo de productoras y productores de radio se dieron cita en las instalaciones de CIESPAL. Una de las propuestas de aquella reunión fue abrir un gran portal en Internet donde compartir audios y producciones de radio.

Visto ahora, parece una idea poco original, pero recordemos que en aquel año no existía ni YouTube ni ninguna plataforma que alojara podcast.

Esta idea maduró en junio del 2005, en Guadalajara, México, donde la UNESCO organizó un encuentro de experiencias exitosas de comunicación en América Latina y el Caribe. Un año después,en octubre de 2006, este sueño se hizo Radioteca.net.

¡Y ya pasaron 10 años! Sí, diez largos años en los que Radioteca fue evolucionando. Evolucionó de ser un “Portal de Intercambio de audios” a una “Red social de Radialistas”.

También fue cambiando de imagen y modernizándose, como puedes ver en las imágenes de más abajo.

En estos 10 años los audios alojados han ido sumando y sumando. Son 48.650 producciones en más de 30 lenguas las que se alojan actualmente. Y hay 21.540 radios y productoras suscritas.

Durante este tiempo, además del apoyo inicial de UNESCO, hemos colaborado estrechamente con otras instituciones como HIVOS (para el proyecto de Derechos y Ciudadanía) o, recientemente, con la DW-Akademie que apoyó el último rediseño de la plataforma.

Además, este año recibimos la alegre noticia de que la corporación Memoria y Saber Popular se unían al proyecto para gestionar la Radiotekita, la sección para niñas y niños de Radioteca.

Este sueño tampoco hubiera sido posible sin los compas de Código Sur, amigos y socios estratégicos de este proyecto que se han echado a la espalda el soporte técnico del sitio y los servidores que dan vida al portal.

Ver como Radioteca ha ido creciendo en estos diez años es motivo de alegría, pero también de profunda preocupación. La gran cantidad de audios, más las miles de descargas diarias incrementan consideráblemente el costo de los servidores. Son más de 10 mil dólares al año que cada vez nos cuesta más conseguir.

Para que Radioteca cumpla, al menos, otros diez años, queremos pedirte que te involucres. De momento no queremos pedir cuotas o cobrar por alojar los audios. Tampoco nos gustaría llenar el sitio con publicidad. Por eso, nos parece que una buena idea es ofrecer servicios web que, a la vez de solucionar a las radios una necesidad, ayudan a financiar Radioteca.

Por eso, este mes de aniversario, Código Sur está promocionando sus servicios de streaming en conjunto con Radioteca. Prueba el servicio de radio en línea sin compromiso y, si te gusta, contrata a precios solidiarios.

Fuente: Radioteca, 14.10.16

Los adultos jóvenes prefieren leer noticias más que los mayores

Cuando se trata de la influencia de la tecnología en los adultos jóvenes de Estados Unidos, la lectura no está muerta, al menos no las noticias. Ante la consulta sobre si prefieren leer, ver o escuchar las noticias, los adultos más jóvenes son mucho más propensos que los mayores a optar por el texto, y la mayoría de la lectura se lleva a cabo en la web.

En general, más estadounidenses prefieren ver las noticias (46%) que leerlas (35%) o escucharlas (17%), según una encuesta del Centro de Investigación Pew de principios de este año. Pero eso varía drásticamente según la edad. Los adultos de 50 años o más son mucho más propensos a preferir ver las noticias sobre cualquier otro método: alrededor de la mitad (52%) de los adultos de 50 a 64 años y el 58% de los mayores de 65 años prefieren ver las noticias, mientras que aproximadamente un tercio (29% y 27%, respectivamente) prefieren leerlas.

Entre los menores de 50, por otra parte, las proporciones son más o menos las mismas (alrededor de cuatro de cada diez de las edades de 18-29 y 30-49 años optan por leer sus noticias tanto como optan verlas.

La mayor parte de la lectura entre los adultos más jóvenes es a través de textos digitales en lugar de impresos. Alrededor de ocho de cada diez (81%) de los jóvenes entre 18 y 29 años que prefiere leer sus noticias, también prefiere obtener sus noticias en Internet; y sólo el 10% elige un periódico impreso.

El reparto entre 30 a 49 años es similar. Los lectores de noticias de entre 50 y 64 años, por el contrario, están divididos de manera más uniforme entre una preferencia por la web (41%) y papel impreso (40%), mientras que los mayores de 65 años en su mayoría todavía acuden al papel (63 %).

También hay evidencia de que los adultos más jóvenes que prefieren ver las noticias están comenzando a hacer la transición a hacerlo en una computadora, en lugar de un televisor. Mientras que el 57% de los observadores de noticias de entre 18 y 29 años prefieren obtener sus noticias a través de la TV, el 37% cita la web como su plataforma de elección. Esto es mucho más que cualquier otro grupo, incluyendo el doble del porcentaje de observadores de noticias de 30 a 49 años.

Si bien la escucha de noticias tiene una base de fans más pequeña en general, los jóvenes de entre 18 y 29 años que prefieren este método de noticias están mostrando signos de migración digital: Tres de cada diez de estos oyentes prefieren noticias en la web.

Para dejarlo claro, los adultos más jóvenes demuestran de forma consistente cada vez menos interés en las noticias en general. Sin embargo, nuestra investigación también revela que, en el ámbito digital, a menudo reciben noticias a tasas iguales o superiores que las personas de edad avanzada, ya sea intencionadamente o no.

Fuente: periodismo.com, 13.10.16

La voz más crítica del periodismo en Nicaragua denuncia espionaje del Ejército

Carlos Fernando Chamorro, director de la revista de investigación Confidencial y una de las voces más críticas con el Gobierno de Daniel Ortega, denunció ayer un proceso de espionaje por parte de oficiales del Ejército de Nicaragua contra su redacción, acoso contra los periodistas por miembros del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) —el partido

de Ortega— y un intento de sabotaje al sitio web de la revista, que en sus investigaciones periodísticas ha revelado casos de corrupción que involucran a funcionarios del gobierno sandinista. Los afectados están, principalmente, relacionados con el desvío a arcas privadas de la cooperación petrolera de Venezuela, que asciende a más de 3.000 millones de dólares.

Chamorro hizo la denuncia en una conferencia de prensa en la sede del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), en Managua. En su declaración pública afirmó que la redacción que dirige ha sido víctima de “acciones ilegales de intimidación y espionaje político, perpetradas por agentes que se identifican como oficiales del Ejército de Nicaragua y operadores del partido de gobierno, el FSLN, en contra de trabajadores de Confidencial y de este medio de comunicación independiente, bajo mi dirección”.

El periodista nicaragüense informó de que el pasado 20 de septiembre dos hombres identificados como Rafael Moreno y Ramón Abarca, que dijeron ser “operadores” del FSLN, contactaron a un trabajador administrativo de Confidencial a quien le solicitaron información sobre el medio que, dijeron, “le estaba causando daño a las actividades del FSLN en la campaña electoral”. Los hombres pidieron al trabajador que entregara información sobre el registro de personas y vehículos, con sus placas respectivas, que llegan diariamente a la redacción de la revista, incluidas personas vinculadas al Gobierno, visitantes extranjeros pertenecientes a misiones diplomáticas u organismos internacionales que visitan Confidencial e incluso sobre los campesinos que se oponen a la construcción de un Canal Interoceánico en Nicaragua, uno de los asuntos que más de cerca han cubierto los periodistas de la publicación.

Dos días después, el 22 de septiembre, se produjo un nuevo requerimiento de información, esta vez a un trabajador del área técnica. Este es el caso más grave, porque según la denuncia de Chamorro, quien solicitó la información fue Walter Abarca, un oficial en activo del Ejército, que fue ascendido al rango de Teniente Primero en 2014. “El oficial Abarca, quien llegó vestido de civil, le demandó al técnico que colaborara con el Ejército de Nicaragua brindándole información sobre Confidencial. De manera específica le planteó los siguientes requerimientos: información sobre las condiciones de seguridad de las oficinas de la redacción, información sobre el entorno de trabajo de los periodistas de Confidencial, los asuntos que discuten y los temas que investigan los periodistas, la seguridad informática de Confidencial y el funcionamiento del sistema de protección contra virus y que le entregara las contraseñas para acceder al sitio web” de la revista, relata la denuncia pública. Le pidió, además, que se reuniera con un técnico para que le facilitara los datos del portal web.

“Método de represión”

Ambos trabajadores rehusaron entregar la información. Vilma Núñez, presidenta del Cenidh, organismo que acompañará a Confidencial en el proceso de elevar la acusación a la esfera internacional, dijo que “lo que queda demostrado con esta denuncia valiente es que se comprueba que el espionaje es un método de represión instalado en el país”. El Cenidh enviará el documento presentado por Chamorro a Edison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. “En Nicaragua se ha implementado como sistema de justicia la impunidad y, ante la falta de institucionalidad, la denuncia pública es un mecanismo de defensa no formal de los derechos humanos”, dijo Núñez.

No es la primera vez que Chamorro y su equipo son objeto de acoso del Gobierno de Ortega. En 2008, la justicia —controlada por el presidente— lo acusó a él y al Centro de Investigación de la Comunicación (Cinco), que él presidía, de lavado de dinero, oficiales de la Policía irrumpieron en la redacción de Confidencial y decomisaron las computadoras del equipo

periodístico. Meses antes, Confidencial había destapado una trama de corrupción relacionada a una millonaria extorsión contra un empresario y que involucraba a personas del FSLN y llegaba directamente a casa presidencial. La acusación contra Chamorro no prosperó y, por el contrario, llamó la atención internacional de la persecución oficial contra el periodismo independiente en Nicaragua.

Fuente; El País, 8,10.16

 

“En el ámbito de la información, ya estamos más allá de la realidad virtual”

EL PAÍS y ‘The New York Times’ conversan en el BID sobre nuevas tecnologías en la información

En la era de la realidad virtual y la inteligencia artificial, la forma de consumir información se está transformando. Y los medios de comunicación deben estar a la altura para ofrecer nuevas herramientas que complementen la función inalterable de la prensa: proporcionar el contexto para que el lector —o televidente, otra línea cada vez más difusa— pueda informarse y formarse su propio juicio de los hechos. Esa es la conclusión del debate este martes entre editores de los diarios EL PAÍS y The New York Times en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Washington.

Con las nuevas tecnologías, “el periodista debe ofrecerle a la persona que está experimentando el periodismo -porque hoy el periodismo se puede experimentar- todos los datos, los detalles, para que pueda juzgar lo que está viendo”, explicó David Alandete, director adjunto de EL PAÍS, durante el evento de innovación del BID “Idear Soluciones para Mejorar Vidas”.

Como ejemplo, Alandete citó algunos de los vídeos de realidad virtual que ha empezado a lanzar EL PAÍS, como el reportaje Fukushima, vidas contaminadas, sobre la pesadilla nuclear que provocó el devastador tsunami de 2011 en Japón y flamante Premio Lovie de la Academia Internacional de Artes y Ciencias Digitales (IADA, por sus siglas en inglés). O el publicado hace menos de dos semanas en ocasión del segundo aniversario de la desaparición de 43 estudiantes en Ayotzinapa, un caso que ha sacudido profundamente a México y a que ha puesto en entredicho la respuesta del Gobierno.

“Nosotros no debemos opinar por nadie, pero debemos darle a la persona a la que le ofrecemos la información los elementos necesarios”, subrayó Alandete. Y en ese contexto, continuó, “si ahora le podemos dar una visión en 360º, en tres dimensiones y en el futuro incluso una experiencia táctil u olfativa, solo le estamos dando más elementos para el juicio del lector, y esto es algo maravilloso que nos permite además expresarnos mucho mejor”.

Se trata de “experimentar y entender las nuevas herramientas para contar historias y llegar de manera más impactante a la audiencia”, coincidió Elías López, director editorial de The New York Times en Español. Porque la comunicación ha dejado ser unidireccional, recordó. Y uno de los elementos que más han enriquecido la labor informativa en la era de las tecnologías y las redes sociales es “el contacto con la audiencia, que nos da su perspectiva y nos cuenta sus testimonios” a veces incluso en tiempo real, celebró.

Una experiencia que avanza cada día con nuevas herramientas, como robots inteligentes en aplicaciones como Facebook que hablan con el usuario y que ofrecen la información que le pide el lector.

“Ya estamos más allá de la realidad virtual, estamos en el ámbito de la inteligencia artificial como medio de transmisión de información”, celebró el director adjunto de EL PAÍS.

Un encuentro de innovadores

El debate formó parte de la jornada dedicada en el BID al descubrimiento y análisis de ideas de la industria creativa y cultural, un sector que, solo en América Latina, tiene un impacto económico de 175.000 millones de dólares —el equivalente al tamaño de la economía de Perú— y emplea a unos 10 millones de personas.

“Si se tratara de un país”, el volumen que genera esta economía a nivel mundial la convertiría “en la cuarta economía del mundo, después de Estados Unidos, China y Japón”, destacó el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, al inaugurar la jornada.

Un sector además que en una América Latina que tiene que buscar cómo librarse de su dependencia de las commodities para mantener su crecimiento, tiene un gran potencial a menudo todavía por descubrir, motivo que ha llevado al BID a organizar este tipo de encuentros.

“Uno no puede viajar hoy por América Latina y no ver que uno de los sectores más dinámicos, donde la región logra proyectarse hacia afuera de América Latina, tiene que ver con industrias creativas”, recordó Paul Constance, jefe de división de manejo de comunicaciones del BID en conversación con EL PAÍS.

Creatividad, ¿el nuevo commodity latinoamericano?

“Nuestra creatividad, que es democrática, es como nuestro commodity de hoy en día al que podemos echar mano, pero tenemos que generar las condiciones para que esto pueda florecer”, subrayó Trinidad Zaldívar, jefa de la división de Asuntos Culturales, solidaridad y Creatividad del BID.

Hay que prestar atención a “las dimensiones de esta industria, cuánta gente emplea, qué potencial le da a algunos países que necesitan diversificar su matriz productiva, ir más allá de materias primas a nuevos sectores”, señaló Constance. Pero también, explicó, es importante que tanto los impulsores de estas ideas como las empresas que crean “se queden en la región, generen más empleo y sean parte de la oferta permanente de América Latina hacia afuera”.

Fuente: El País, 5.1016

Curas comunicadores alternativos

Desde hace casi nueve meses el llamado Grupo de Curas en la Opción por los Pobres (COP) emite quincenalmente una “Carta el Pueblo de Dios” en la que hacen un recuento de información nacional de todo orden y aprovechan para exponer sus opiniones sobre la situación del país. Los COP son sacerdotes católicos que trabajan en medios populares y suelen expresarse con autonomía respecto de la institución eclesiástica y de sus autoridades.

Las cartas, que no están dirigidas solo a los católicos, se han transformado en una experiencia de comunicación alternativa digna de ser analizada desde la perspectiva religiosa, por cierto, pero también desde la mirada de quienes se ocupan de los temas de comunicación.

“A poco de cumplidos los dos meses del gobierno de Cambiemos (principios de febrero) nos preocupaba la falta de información” afirma el sacerdote Eduardo de la Serna, coordinador de los COP, en diálogo con Página/12 a propósito de la iniciativa. “Las voces opositoras eran muy pocas, y el aparato mediático de publicidad era inmenso”, sostiene. Y relata que “un grupo de curas nos reunimos en ese entonces en Berazategui, en una parroquia, para ver qué hacer, qué decir… y surgió la idea de escribir una carta quincenal – que llamamos “al Pueblo de Dios” – informando a quienes quisieran oír algunas cosas que ocurrían y no tenían la debida trascendencia”.

¿Por qué ahora y no antes? se le pregunta. “No negábamos que ocurrieran cosas en tiempos anteriores, pero había centenares de voces que informaban de eso, o – con frecuencia – deformaban. Antes no hacían falta voces que mostraran cosas cuestionables del gobierno anterior” afirma el sacerdote.

Ya van diecisiete ediciones de la “Carta el Pueblo de Dios” y en ellas se puede encontrar un compendio de información y voces que no alcanzan repercusión en el sistema mediático. Con el tiempo “la Carta” también creció en extensión, por los datos que los curas recogen aquí y allá entre sus feligreses, pero también por el aporte de organizaciones y grupos que aprecian la existencia de este canal abierto de comunicación alternativa. Las cartas son cada vez más extensas. La última fue de 17 páginas.

“Lo siguiente que nos propusimos fue no preocuparnos si la carta resultaba extensa”, dice de la Serna, conocedor de que los textos excesivamente largos difícilmente logren espacios en los medios de comunicación. “Es sabido que lo largo atenta contra la lectura, pero nos guió el ejemplo de monseñor (Oscar) Romero (arzobispo salvadoreño asesinado el 24 de marzo de 1980) que domingo a domingo por la radio diocesana (u otras cuando las bombas acallaban la señal) informaba a todos todo lo que ocurrió en la semana transcurrida en violaciones de derechos humanos, en atentados, en lo que afectaba a los pobres”.

Está claro que el propósito de los COP no es aparecer principalmente en los medios masivos de comunicación, sino llegar a través de redes sociales, impresas y circulando de mano en mano, ser leídas en las capillas y parroquias. Para muchos estas cartas son documentos que sirven para debatir la realidad del país desde la perspectiva de los pobres.

“Las homilías de Romero eran larguísimas, lo contrario de lo que se espera que una homilía sea, pero el país entero se paralizaba escuchándolo. Tener una voz profética fue el criterio, probablemente poco periodístico” agrega al respecto el coordinador de los COP.

También existe cuidado para que la información que se incluye sea veraz y esté comprobada. “Nos comunicamos en las redes para que toda la información, debidamente chequeada, pudiera juntarse para luego distribuirla temáticamente en la carta”, sostiene el sacerdote.

No se rehúye el debate y el posicionamiento político. “Hay algunos temas que son recurrentes, especialmente porque nos negamos al olvido, como la prisión política e injusta de Milagro Sala y sus compañeros y compañeras, y el escándalo de los Papeles de Panamá”, asegura de la Serna.

Ni él ni el resto de sus compañeros sacerdotes desconocen la importancia política y comunicacional de lo que están haciendo. “Sabemos que las cartas tienen una trascendencia importante. Gente creyente o no, de diferentes grupos y regiones las tienen como punto de referencia. Y eso molesta en el Gobierno. Molesta y nos han infectado de trolls los espacios, o incluso nos han seguido, o hasta ha aparecido gente doliente o agradable a encantarnos, seducirnos y tratar que ‘pisemos el palito’. Sabemos que al Gobierno y sus amigos les molesta, como vemos en algunas reacciones y publicaciones. Un Gobierno que sigue intentando callar todas las voces posibles, espiar periodistas, no pagar pauta publicitaria, muestra todo su autoritarismo, y como curas, desde la Palabra de Dios y mirando la realidad, ‘con un oído en el Evangelio y otro en el corazón del pueblo’ seguimos decididos a hacer escuchar nuestra voz”, concluye

Fuente: Página 12, 12.10.16 por Washington Uranga, periodista uruguayo

Pages:1234567...82»