La democracia en riesgo

La sucesión de acontecimientos producidos en el ámbito de la comunicación desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri no constituyen apenas un problema sectorial, de un campo de actuación o de un grupo de personas afectadas por razones profesionales o vocacionales. Hoy en día, la comunicación y el ejercicio del derecho que está vinculado a la misma, está indisolublemente ligado a la democracia misma. No puede pensarse la democracia al margen de la comunicación democrática y la comunicación democrática, plural, diversa es condición esencial para una democracia que garantice la igualdad y la justicia de los ciudadanos.
“Hoy en día se considera que la comunicación es un aspecto de los derechos humanos. Pero este derecho se concibe cada vez más como el derecho a comunicar, y rebasa el derecho a recibir comunicación o a ser informado. Se estima pues, que la comunicación es un proceso bidireccional, cuyos participantes –individuos o colectivos– mantienen un diálogo democrático y equilibrado.” El “hoy en día” de la cita resulta ya viejo por lo menos en el tiempo, aunque de ello aún no se han enterado (o no quieren darse por enterados) los nuevos gobernantes de la Argentina. La cita corresponde al documento de la Unesco titulado “Un solo mundo, voces múltiples” (también conocido como Informe MacBride) y data de 1980.
Solo para recordar. En el mismo texto se afirmaba que “el derecho a la comunicación constituye una prolongación lógica del progreso constante hacia la libertad y la democracia. (…) Todo el mundo tiene derecho a comunicar”. Pero para hacerlo tienen que existir condiciones mínimas de viabilidad política y factibilidad operativa. Y corresponde al Estado –porque estamos frente a un derecho humano inherente también a la ciudadanía– garantizar tales condiciones. Si no hay pluralidad de voces, si se fomenta o facilita la concentración mediática, si se miente o se omite la información (aunque se hagan conferencias de prensa en las que se responde siempre sobre un libreto ensayado y aprendido) no solo se está violando un derecho sino que se atenta contra la democracia misma.
Escribían los expertos convocados por la Unesco en 1980:
“La diversidad y la elección del contenido de la comunicación son condiciones previas para la participación democrática. Todo individuo y todo grupo concreto deben estar en condiciones de formular juicios fundados en la más amplia gama posible de informaciones, mensajes y opiniones y tener la ocasión de compartir sus ideas con los demás.” En síntesis, nuevamente; sin diversidad y posibilidad de elegir contenidos no hay democracia. Y tal elección no puede medirse con la vara del mercado ni dejar que la oferta y la demanda “regule” el tema. Lisa y llanamente porque la comunicación no es una mercancía, sino un bien cultural al que todos los ciudadanos tienen que acceder como derecho, de la misma manera que a la salud, a la educación y al trabajo remunerado con un salario justo.
Miente también el dirigente político o el funcionario (incluyendo también al Presidente) que mira para el costado, se hace el distraído o afirma no tener ninguna responsabilidad cuando una empresa privada deja sin trabajo a un periodista por razones de su posicionamiento político o editorial. Mucho más grave aún cuando todos los indicios ponen en evidencia que estas medidas represivas contra la libertad de expresión están promovidas y aplaudidas por la misma autoridad política.
“La variedad y la posibilidad de escoger el contenido de la comunicación es una necesidad en un sistema democrático, aunque no sea la única, y aunque esta condición no garantice automáticamente la democratización. Todo individuo debe tener la posibilidad de formarse su propia opinión a partir de una amplia gama de informaciones y de la presentación de puntos de vista diversos”, seguía diciendo la Unesco hace más de 35 años en aquel documento que hoy, con tristeza y preocupación, todos los argentinos deberíamos repasar para cotejar con lo que está ocurriendo frente a nuestras narices.
Como se dijo, las citas que anteceden no responden a ningún pronunciamiento reciente. No son parte de declaraciones políticas de grupos ultra y tampoco de voceros del gobierno saliente. No expresan tampoco la plataforma de una confabulación contra el gobierno que desde el 10 de diciembre se hizo cargo del Poder Ejecutivo. Pero sirven para echar luz sobre las determinaciones adoptadas en materia de comunicación (…coincidentes también con medidas tomadas, bajo el mismo sesgo ideológico, en casi todas las áreas). Avasallamiento de la diversidad, promoción de la concentración mediática, aliento de la censura, atropellos a la libertad de expresión. Con todo ello lo que se hace es atentar contra la democracia y la república, palabras con las que se llenan la boca impúdica y falazmente todos y cada uno de los funcionarios del gobierno del PRO. Porque el derecho a la comunicación está siendo violado, la democracia está en riesgo.
Fuente: Página12, 13.1.16 por Washington Uranga, periodista uruguayo

Vargas Llosa y periodistas iberoamericanos ganan el Premio Rey de España

El Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, y profesionales de Bolivia, Brasil, Colombia, España, Portugal y Uruguay fueron galardonados con el premio anual
El premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, una de las plumas más relevantes y conocidas de la literatura y el periodismo en lengua española, logró el premio Don Quijote por un artículo sobre Cusco que fue publicado por el diario español El País el 11 de enero de 2015.
Los Premios Rey de España destacaron en esta ocasión trabajos de periodistas de Bolivia, Brasil, Colombia, España, Perú, Portugal y Uruguay que abordan los dramas humanos basados en la explotación y la pobreza, así como las vivencias personales, en un elogio de la lengua como instrumento de comunicación.
185 trabajos examinados
El jurado de los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España examinó 185 trabajos procedentes de dieciocho países en seis categorías.
Vargas Llosa (Arequipa, 1936) fue galardonado con el XII Premio Don Quijote de Periodismo por el artículo “Cusco en el tiempo”, en el que narra sus impresiones de esa ciudad después de varios años sin visitarla y constata los cambios y mejoras.
Asimismo, reflexiona sobre factores como el mestizaje y el uso de la lengua por la población local.
El trabajo “Quem é o filho que António Deixou na guerra” sobre los hijos de excombatientes portugueses con mujeres africanas durante la guerra colonial de Portugal, firmado por la portuguesa Catarina Gomes, obtuvo el Premio Rey de España en la categoría de Prensa.
El reportaje, publicado por el diario portugués Público el 21 de junio de 2015, narra con lenguaje emotivo la búsqueda del excombatiente Antonio Bento del hijo que tuvo con una congoleña durante la guerra colonial.
El jurado destacó que este trabajo pone cara a los “hijos del viento”, niños dejados por militares que combatían en el ultramar portugués y es una historia que simboliza el hermanamiento de dos pueblos y el cierre de las heridas pasadas.
El uruguayo Jerónimo Giorgi Boero fue galardonado con el de Periodismo Digital por un trabajo sobre el desarrollo tecnológico en África. “Connecting Africa” es el título de este trabajo que incluye texto, fotos, gráficos y vídeos para contar cómo se produce el desarrollo tecnológico de ese continente.
Pobreza en Río gana un premio
La brasileña Márcia Foletto logró el de Fotografía por una imagen de una serie de fotos sobre la pobreza en Río de Janeiro, “Os miseráveis” (Los miserables), publicada por el diario “O Globo” el 31 de mayo de 2015.
El jurado valoró la belleza plástica de la fotografía: un claroscuro del interior de una favela de Río en la que se ve a dos niños que hacen sus deberes, ajenos a la pobreza que les rodea.
Reportaje boliviano entre los ganadores
El galardón de Radio fue para un programa de Radio Fides que denuncia el asesinato y el maltrato a las mujeres en Bolivia.
“Feminicidio y violencia contra la mujer en Bolivia” fue emitido en el programa “Plaza Municipal” el 8 de noviembre de 2014 y sus autores son Abdel Padilla Vargas y José Luis Mendoza.
El de Televisión fue para el reportaje “Kalungas: as eternas escravas”, sobre la explotación sexual de mujeres, emitido por la cadena brasileña Rede Record y elaborado por un equipo dirigido por Marcelo Magalhaes.
El programa premiado fue emitido el 15 de junio de 2015 y el jurado valoró la elegancia del lenguaje visual y la capacidad de resumir múltiples problemas sociales en un reportaje.
En cuanto al de Periodismo Ambiental, fue para el reportaje “Mercurio, un monstruo dormido en Antioquia”, publicado por el diario digital elcolombiano.com.
“Mercurio, un monstruo dormido en Antioquia” fue publicado el 24 de noviembre de 2014 y sus autores fueron los colombianos Santiago Cárdenas Herrera y Manuel Saldarriaga Quintero, cuyo reportaje recoge la dureza del trabajo de los mineros y el peligro para su salud y la del millón de personas que consumen pescado de estos ríos contaminados.
El español Carlos Herrera obtuvo el Premio Iberoamericano de Periodismo por el artículo “Zabludovsky”, publicado en el diario español ABC el pasado 3 de julio de 2015.
El jurado resaltó la elegancia de este trabajo sobre la figura de Jacobo Zabludovsky, durante años maestro de los profesionales de la televisión en México como director y presentador del informativo con mayor audiencia de ese país.
Premio de 6.500 dólares
Cada uno de estos galardones, patrocinados por el grupo internacional de construcción y concesiones OHL, está dotado con 6.000 euros (unos 6.500 dólares al cambio actual) y una escultura en bronce del artista Joaquín Vaquero Turcios, mientras que el de Periodismo Ambiental está promovido por la Fundación Aquae.
El Premio Don Quijote de Periodismo, patrocinado por la empresa pública española Tragsa, está dotado con 9.000 euros (unos 9.765 dólares al cambio actual) y una escultura conmemorativa.
Los Premios Rey de España son convocados anualmente por la Agencia EFE y la Agencia Española de Cooperación Internacional, dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores.
El objetivo es reconocer la labor de los profesionales del periodismo de la Comunidad Iberoamericana y de las naciones con las que España mantiene vínculos históricos.
Los premios serán entregados por los Reyes de España en un acto que tendrá lugar en Madrid.
Fuente: Agencia EFE, 12.1.16

Los bolivianos Abdel Padilla y José Luis Mendoza ganan el Premio de Periodismo Rey de España

Obtuvieron el galardón en la categoría de Radio por el programa de denuncia “Feminicidio y violencia contra la mujer en Bolivia” que fue emitido por radio Fides.
Un programa que denuncia el asesinato y el maltrato a las mujeres en Bolivia emitido por Radio Fides fue galardonado hoy con el Premio de Periodismo Rey de España en la categoría de Radio.
“Feminicidio y violencia contra la mujer en Bolivia” fue emitido en el programa “Plaza Municipal” el 8 de noviembre de 2014 y sus autores son Abdel Padilla Vargas y José Luis Mendoza.
El espacio, de 38 minutos de duración, denuncia que Bolivia es uno de los países con mayor índice de violencia contra las mujeres y de cómo se organizan ellas para hacer frente al problema.
El jurado de la XXXIII edición de los Premios Rey de España, convocados anualmente por la Agencia EFE y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), escogió este trabajo entre los 22 presentados en la categoría de Radio.
En su acta, el jurado resaltó la gravedad del tema tratado y su incidencia en Bolivia, donde 157 mujeres fueron asesinadas en 2014 y siete de cada diez han sufrido algún tipo de violencia.
El galardón en la categoría de Radio está dotado con 6.000 euros (unos 6.500 dólares al cambio actual) y una estatua en bronce del artista Joaquín Vaquero Turcios.
Los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España están patrocinados por OHL, grupo internacional de concesiones y construcción.
Fuente: La Razón, 12.1.16

Leila Guerriero: "El rol del periodismo es entender, incluso cuando duela"

Figura fundamental de la crónica actual en América latina, acaba de publicar Zona de obras; dice que los peores pecados de un periodista son la ignorancia y la ingenuidad
Esa pantalla diseñada para un único e incómodo espectador se ha convertido para esta artesana errante del periodismo en su cine más frecuentado. En la butaca del avión, mientras anda o desanda el camino de su última entrevista o conferencia, Leila Guerriero, ubicada a la vanguardia de su oficio como exploradora de universos vírgenes, se anticipa también a los estrenos de las carteleras. Atrás quedaron las sesiones de cine continuado en una sala de Lavalle donde alguna vez, en un mismo día, vio tres veces el Drácula de Francis Ford Coppola. Una nueva película integra su selecta lista de favoritas, una historia que reverbera en su arte y también en su estilo, profesional y humano: The End of the Tour, road-trip intelectual sobre el encuentro de un periodista con un ya consagrado David Foster Wallace, la voz que adoptó una generación en la hegemonía del grunge, el imperio de MTV y el nacimiento de los reality shows. En este relato de no ficción el autor maldito, quien puso fin a su vida en 2008, ronda, invoca y encarna una actitud vital: la humildad. Con una cita de Cesare Pavese sobre esta virtud y búsqueda abría Guerriero, tres años antes de que Wallace se quitara la vida, la puerta de Los suicidas del fin del mundo, un libro clave para entender esa suerte de Comala, ubicada en los ventosos páramos de la Patagonia. “Me sigue pareciendo un milagro que la gente lea lo que escribo”, confiesa. Como un eco, “el último de Leila” -el último libro o artículo publicado- se difunde pronto cada vez que aparece una nueva crónica o texto, una noticia que llega hasta las redes sociales, ese sitio que tan poco seduce a esta cultora del encuentro real, de la posibilidad de escuchar con atención y de mirar a los ojos.
Algo está pasando con la crónica, pero la idea de boom tiene que ver con algo muy peligroso, vinculado al éxito o el suceso, y la verdad es que quienes nos dedicamos a esto somos personas pluriempleadas. Hay mucha gente queriendo hacer periodismo narrativo, hay avidez por talleres y muchas editoriales tienen una línea dedicada a no ficción, pero que no alcanza un nivel de fenómeno con características masivas. Martín Caparrós dice que la crónica es un género de los márgenes, por eso el periódico o los diarios no son el espacio para ella. El medio masivo nunca fue el lugar donde puede florecer. Siempre fue una cosa más de nicho.
La entrevista con Yiya Murano para mí fue clave. Obviamente nunca iba a confesar que mató a una persona, pero había algo muy perverso en ella. El juego que había que hacer ahí era mostrar su perversión a través de otro tipo de cosas: el modo en el que se expresaba, el hecho de estar todo el tiempo cambiándome el nombre (esa cosa psicópata de no registrar a quien tenés en frente) o de decirle a su marido, refiriéndose a mí, “Ella es nuestra”, como una especie de araña que va tejiendo cosas alrededor. Por eso cuando yo desgrabo, desgrabo todo, hasta la aparente hojarasca, porque nunca sabés qué puede generar una situación narrativa interesante.
La crónica siempre fue literatura. Creo que el problema viene del pegoteo que se hace entre literatura y ficción. Tomás Eloy Martínez decía que el buen periodismo, cuando está bien hecho, es literatura. Un amigo me regaló la colección completa de The New Yorker en papel y algunos reportajes tienen tanta vigencia como La metamorfosis, de Kafka.
El peor pecado para un periodista es ser ignorante, ingenuo o cándido y debería siempre funcionar la humildad. Vos no podés ser más importante que la historia. Si el periodista se preocupa más en hacer lucir su pregunta o en lucirse él para contar una historia, hay algo que no está funcionando. Se es un vehículo para contar una historia y no el protagonista. También la humildad debe estar cuando investiga y reportea, porque aunque pueda tener la sensación de que lo conoce todo, siempre tiene que saber que habrá alguna parte de la realidad que le va a ser esquiva, en especial para escribir sobre el otro, porque la gente siempre tiene secretos.
La objetividad no existe. Cuando uno mira una realidad, lo hace con toda su carga cultural, política, social, con su pena, hasta con sus problemas de pareja. Pretender que un periodista sea completamente neutro y cuente algo como “la verdad revelada”, me parece absurdo, pero eso no significa que sea deshonesto.
Siempre hay algo de autobiográfico en las crónicas. El solo hecho de elegir un tema y no otro dice algo de vos. Escribir sobre el bailador de malambo [su experiencia en el festival folklórico de Laborde está registrada en Una historia sencilla] decía algo de preguntas que me hago sobre la intromisión del periodista y de su relación con un entrevistado o incluso con preguntas más grandes: por qué alguien quiere algo con tanta potencia y se aferra a ese sueño, qué pasa cuando se alcanza lo que se quiere. No es autobiográfico en un sentido autorreferencial, pero sí creo que en los textos, incluso los escritos en la más radiante tercera persona, hay una mirada que sale de uno mismo.
Rodolfo Walsh se anticipó a los que creemos que estamos haciendo ahora con la crónica el gran invento nacional. Era un tipo que escribía estupendamente bien las dos cosas: ficción y no ficción. “Esa mujer” sigue siendo votado como el mejor cuento de la ficción argentina, y tiene textos que superan en modernidad a muchos de los que hoy estamos escribiendo periodismo.
No creo en el periodismo militante. Es como si dijeses que existe algo como el “periodismo publicitario”. Si sos militante, significa que te alineás detrás de un líder y no le discutís nada, donde hay algo corporativo. El periodismo es un lugar de discusión, de cuestionamiento.
El rol del periodismo es el de entender, incluso cuando duele. Te podés encontrar con que el héroe de toda tu vida, al que tenés la posibilidad de entrevistar, es un pusilánime. A mí me pasó hace muy poco, pero no daré más detalles. Lo importante es que no se ejerza el rol de la venganza periodística: como un tipo me cayó mal, lo voy a demoler. Un periodista es más interesante cuanto más trabaje en contra de la comodidad. Si no, tu trabajo va a ser chatito, como vuelo de perdiz.
Salir a correr es un momento de mucha soledad, de desprendimiento del mundo, de prescindencia. Para mí, es muy parecido a escribir y mientras lo hago voy imaginando posibles columnas. Corro por mi barrio, que está lleno de talleres mecánicos, no tengo un circuito glamoroso. Lo único que no me anima a correr es el viento. Soy bastante climática y a mí el viento me crispa. Voy escuchando música. En mi iPod tengo desde Magnetic Fields, Radiohead o Eminem hasta a Miguel Bosse.
Fuente: La Nación, 11.1.16

Polonia aprueba una ley de control de medios de comunicación

La legislación define a las cadenas de televisión pública TVP y a la Radio polaca como “instituciones culturales nacionales”, y da al Gobierno el poder para nombrar a los nuevos directivos. El mandato de los directores actuales expira inmediatamente con la nueva ley
Tomasz Lis, uno de los presentadores estrella de Polonia, renunció
El presidente polaco aprobó este jueves una controvertida ley de medios que dará al Gobierno un mayor poder sobre las cadenas de televisión públicas, pese a las preocupaciones en el seno de la Unión Europea (UE).
La legislación fue aprobada por las dos Cámaras del Parlamento, pero requería la firma del presidente, Andrzej Duda para aprobarla definitivamente. La ley provocó críticas generalizadas de la Unión Europea de Radiodifusión y de varios organismos de control de periodistas, destacó DPA.
El asesor presidencial Malgorzata Sadurska, encargado de anunciar la medida, afirmó que la ley ayudará a tener “medios nacionales creíbles y objetivos”.
En Ámsterdam, el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, afirmó que el Ejecutivo europeo está preparando un procedimiento contra Polonia por la ley.
La legislación define a las cadenas de televisión pública TVP y a la Radio polaca como “instituciones culturales nacionales”, y da al Gobierno el poder para nombrar a los nuevos directivos. El mandato de los directores actuales expira inmediatamente con la nueva ley.
El Ejecutivo de la UE discutirá la situación en Polonia durante su próxima reunión de comisarios. el día 13 de enero. Está previsto que Duda visite Bruselas a lo largo de enero.
No es la primera ley aprobada por el nuevo Gobierno nacional conservador polaco que levanta sospechas en Bruselas, donde los observadores afirman que numerosas instituciones estatales polacas están siendo dejadas de lado por las prioridades políticas del nuevo Gobierno.
El mes pasado, la Comisión ya expresó su preocupación por las reformas previstas en la Corte Constitucional.
La primera ministra polaca, Beata Szydlo, afirmó a primera hora de hoy que su país presentará una “sobria y detallada descripción de los hechos” cuando se reúna con los representantes de la UE el viernes para discutir las preocupaciones del bloque europeo acerca de las recientes modificaciones en las políticas polacas.
“Aclararemos las mentiras que, bajo nuestro punto de vista, son el resultado de la histeria causada por los actuales miembros de la oposición”, afirmó durante un discurso en Radom, ciudad central de Polonia.
La semana pasada, el vicepresidente de la Comisión Europea Frans Timmermans escribió una carta a Varsovia solicitando informaciones sobre la nueva ley de medios, seguida de otra carta preguntando sobre las reformas programadas en el Tribunal Constitucional.
“Estamos esperando discretamente su respuesta a las cartas. Aún no obtuvimos respuesta por su parte”, apuntó Timmermans.
Si la Comisión considerara que las medidas polacas suponen una amenaza real para el gobierno de la ley, podría iniciar un diálogo con Varsovia y realizar recomendaciones gracias a un mecanismo introducido en 2014.
Según el artículo 7 del Tratado del bloque, Varsovia podría enfrentarse a la suspensión del derecho de voto de la UE. Esta medida ya se definió como la “opción principal” para obligar a estados miembro a mantenerse en línea con los valores fundamentales de la UE.
“Estamos al comienzo del proceso que cremos en 2014”, afirmó Juncker durante su visita a Ámsterdam, que marca el comienzo de la presidencia holandesa en la UE. También añadió que prefería no especular sobre “otras posibles consecuencias” que se incluyen en el artículo 7.
“No creo que lleguemos a ese punto”, añadió Juncker, mostrando confianza en el diálogo con Varsovia. “No dramaticemos… no estamos atacando a Polonia”, subrayó, señalando la importancia de las “buenas y amistosas relaciones” con Varsovia.
En Bruselas preocupa que el nuevo Gobierno conservador polaco se acabará convirtiendo en una espina en un momento en el que la unidad es necesaria para hacer frente a cuestiones urgentes como la crisis migratoria que afecta a la UE.
El artículo 7 del Tratado de Lisboa nunca se utilizó contra un Estado miembro, pero algunos políticos hicieron llamamientos para aplicárselo a países como Hungría o Rumanía cuando se sospechaba que estaban violando las leyes de la Unión Europea.
Fuente: Agencia DPA, 7.1.16

112 periodistas fueron asesinados en 2015

La FIP pidió proteger libertad de expresión en aniversario de ataque a Charlie Hebdo.
La Federación Internacional de Periodistas (FIP) pidió en el aniversario del ataque terrorista al semanario francés Charlie Hebdo, proteger la libertad de expresión e informó que 112 periodistas fueron asesinados en 2015.
La FIP instó en un comunicado a los gobiernos de todo el mundo a que garanticen la seguridad de los profesionales de los medios y abogó por combatir la impunidad con el objetivo de que los periodistas “puedan seguir ejerciendo su deber de informar libremente”.
Adelantó asimismo cifras de un informe que publicará “en pocos días”, como que en los últimos 25 años 2.200 profesionales de los medios han perdido la vida, generalmente en países de Oriente Medio, lo que equivale a casi dos periodistas cada semana.
El presidente de la FIP, Jim Boumelha, explicó que, debido al atentado contra la sede de Charlie Hebdo, Francia es el país donde más periodistas fueron asesinados en 2015 (once), superando a Irak o el Yemen, donde perdieron la vida diez periodistas.
El presidente de la FIP recalcó además la tradición de libertad de expresión en Francia, “el país de la Declaración de los Derechos Humanos”
Por su parte, el secretario general de la organización, Anthony Bellanger, destacó que Charlie Hebdo “es un semanario satírico que debe existir sin consentimientos”.
La FIP representa a 600.000 periodistas de todo el mundo.
Fuente: El Espectador, 7.1.16

Radios dan pelea para renovar sus licencias sin licitar

Asbora apela a la Ley 164 y alerta que si se cumple el plan de la ATT, muchas emisoras desaparecerán
La Ley General de Telecomunicaciones (164) permite a las radioemisoras del país renovar sus licencias sin tener que acceder a la licitación pública. La explicación corresponde al asesor jurídico de la Asociación Boliviana de Radiodifusoras (Asbora), Mario Saúl Andrade.
Si bien la Autoridad de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) pretende que haya licitaciones para que los medios de comunicación comerciales renueven sus licencias, el asesor de Asbora afirmó que la Ley 164 abre otra posibilidad.
Mencionó que el parágrafo II del artículo 30 de dicha norma dispone que las licencias puedan ser renovadas y explicó que el texto indica que ese documento será de 15 años, pudiendo ser renovadas por una sola vez por igual periodo.
Andrade también argumentó que el artículo 42 establece que al vencimiento de los contratos de concesión se podrá optar por dos vías: primero, “la renovación del o los contratos y licencias de acuerdo a los planes elaborados por el Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda”; y en segundo lugar la licitación.
La ATT ya anunció que hasta 2019 unas 500 emisoras de radio y televisión perderían sus licencias por el proceso de reordenamiento dispuesto en la Ley 164.
De acuerdo con ese plan, solo se mantendrían al aire las emisoras comerciales que ganen una licitación. Alertó que, si se impone la licitación como única opción para renovar licencias, muchas de las emisoras que cuentan con un largo recorrido desaparecerán.
Fuente; El Deber, 6.1.16

Periodismo en Ecuador: derechos y salarios dignos

Ecuador celebra este martes 5 de enero de 2016 el Día del Periodista, una fecha escogida por el Congreso Nacional en 1992 en memoria de Eugenio de Santa Cruz y Espejo, prócer de la independencia y fundador de “Primicias de la Cultura de Quito”, el primer periódico del país que fue lanzado el 5 de enero de 1792.
En Ecuador los periodistas y profesionales de la comunicación han adquirido nuevos derechos que les permiten ejercer su profesión con todas las garantías necesarias, informa Andes.
En 2013 se aprobó la Ley Orgánica de Comunicación que permitió que los profesionales tengan un salario digno y en 2015 se aprobó una enmienda constitucional para que la comunicación sea vista como un servicio público.
Paulina Mogrovejo, consejera de la Cordicom (Consejo de Regulación de la Información y Comunicación), dijo a Andes que gracias a la Ley de Comunicación los periodistas pasaron de percibir sueldos de menos de 400 dólares a salarios de 800 y 900 dólares, y además permitió que los productores, realizadores de radio, locutores, camarógrafos y fotógrafos puedan recibir certificaciones de trabajo para ejercer su profesión y percibir mejores remuneraciones.
Según la funcionaria estos certificados, que se entregan a profesionales con cinco perfiles,  han beneficiado a unos 1500 trabajadores de la comunicación para que ejerzan su profesión con libertad y con garantías de sus derechos.
“El reconocimiento de sus derechos no solamente a mejores remuneraciones sino a la seguridad social y a las garantías mínimas que establece la Constitución y la Ley es una gran avance en favor de la libertad de expresión y  el derecho de los periodistas de nuestro país”, señaló Mogrovejo en una entrevista con Andes.
La consejera dijo que con la ley también se garantiza que los periodistas tengan los materiales necesarios para el ejercicio de su profesión: “Recordemos que antes de la Ley los periodistas tenían que poner plata y persona para  obtener una noticia, ahora el medio de comunicación tiene que darle las herramientas que sean necesarias, desde una grabadora hasta  la movilización y la posibilidad de que pueda contar con la seguridad y las garantías a su integridad física y sicológica para ejercer libremente su profesión”, dijo.
Y agregó que otro de los avances importantes se logró con la declaración de la comunicación como un servicio público en la Constitución a través de las enmiendas constitucionales que se aprobaron en diciembre pasado.
“Al declarar la comunicación como un servicio público lo que hacemos es que el derecho a la comunicación sea exigible por todos los ciudadanos, principalmente por los periodistas que tienen el derecho de que el Estado y los medios generen las condiciones materiales para la mejora de sus derechos”, señaló Mogrovejo.
Advirtió que uno de los desafíos que queda por cumplir en el país es que existan más radios comunitarias.
En este sentido también se expresó el secretario de comunicación, Patricio Barriga, quien dijo que antes de la Ley de Comunicación los periodistas comunitarios eran excluidos y que los medios rurales o de pequeñas poblaciones solamente reproducían la información de los medios de las grandes ciudades.
“Se han contabilizado 46 nuevos medios que surgieron con la garantía de la nueva ley de comunicación”, señaló Barriga en una entrevista con la radio Ciudadana.
Y agregó que gracias a la ley los comunicadores ejercen un trabajo periodístico contrastado y con información verificada. “Los comunicadores y periodistas deben buscar la verdad de la información sin banderas políticas”, dijo.
Los medios ecuatorianos cumplen la Ley de Comunicación
Para el superintendente de Comunicación, Carlos Ochoa, la mayoría de los medios están cumpliendo con la Ley pues a raíz de su implementación los periodistas han generado una mayor responsabilidad. “Existe más contextualización, verificación, mayor respeto y cuidado cuando se emite una información y los derechos de los periodistas también están siendo respetados por parte de la misma Ley porque los protege de amenazas derivadas del ejercicio de su mismo trabajo”, manifestó.
En un diálogo telefónico con Andes, Ochoa explicó que desde que existe la ley existe un mayor respeto en el trato de información de niños, niñas y adolescente, así como un mejor tratamiento de la crónica roja.
Además la ciudadanía cuenta con un elemento legal que les permite defender sus derechos. “Antes los medios emitían cualquier tipo de información y el receptor lo único que hacía era contemplar lo que se decía sin tener la oportunidad de participar en el proceso de comunicación, ahora existe el derecho a la réplica y a la rectificación que permite ejercer ciudadanía”, señaló.
El funcionario explicó que durante el primer trimestre de este año se presentarán una serie de reformas a la Ley en la Asamblea Nacional que permitirán afinar este instrumento legal pues considera necesario que existan sanciones específicas y que las amonestaciones tengan un límite “a fin de que se impida que algunos medios, a sabiendas de que solo se va a generar un llamado de atención, violen la ley de manera reiterada”.
Puso como ejemplo la figura de linchamiento mediático y dijo que la sanción para esto no puede quedar solo en una disculpa pública. Además, dijo que son los ciudadanos los más beneficiados ya que ellos defienden sus derechos a través de sus denuncias y del cumplimiento de la Ley.
Una plaza para los periodistas
El Municipio de Quito aprobó este lunes, 4 de enero de 2016, la resolución para nombrar el boulevard de la 24 de mayo, ubicada en el centro de la capital ecuatoriana, como la Plaza de los periodistas. En este lugar se alza la estatua de Eugenio Espejo, el primer periodista de la patria que a través de sus escritos ayudó a concretar la independencia del Ecuador.
La plaza recibirá su nuevo nombre este martes en una ceremonia que, además, conmemorará el Día del Periodista ecuatoriano.
Fuente: Periodistas en español, 5.1.16

La información como arma política

Varios países latinoamericanos estaban tomando ventaja respecto a otros, especialmente los europeos, en una cuestión tan democráticamente capital como el derecho a la información y la comunicación de la ciudadanía, sostiene el periodista Francesc Ràfols en este artículo de opinión sobre ataques al derecho a la información en América Latina.
Varios países latinoamericanos habían elaborado en los últimos años regulaciones realmente innovadoras, que partían del hecho de considerar la información y la comunicación como un derecho humano, tal como establece, sin ir más lejos, la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, en su artículo 19.
Algunos de los últimos procesos electorales vividos en este subcontinente han introducido sombras en esta dinámica. El caso más paradigmático es Argentina, pero también en Venezuela planean oscuras perspectivas.
El nuevo presidente argentino, Mauricio Macri, ha declarado la guerra a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA) e incluso firmó un decreto para desactivar sus elementos básicos, como la destitución de los miembros de su ente regulador. El abogado y doctor en Comunicación Damián Loreti explica la situación en un artículo publicado en el diario argentino Página 12.
Esta decisión del Gobierno Macri, de momento anulada por un juez, había provocado un alud de protestas tanto en el país como a escala internacional.
La Federación Internacional de Periodistas (FIP) ha afirmado que «es completamente peligrosa para la democratización de la comunicación en Argentina la actitud que el nuevo gobierno ha mostrado hacia  una Ley votada por el Parlamento nacional, precedida y legitimada por un debate que involucró al conjunto de la sociedad». Se refiere la FIP al hecho que la LSCA fue elaborada a través de un proceso de participación ciudadana de gran repercusión social, que culminó con la elaboración de un texto aportado a las instancias legislativas que redactaron y aprobaron el texto definitivo. Sostiene el organismo internacional de representación de los periodistas que esta tarea no se puede destruir con un simple decreto ley.
Esta tesis ha sido refrendada por el juez de La Plata Luis Arias, quien ha emitido una resolución por la que prohíbe al ejecutivo de Mauricio Macri cualquier modificación de la LSCA y de sus organismos de control y de gestión por la vía del decreto. El magistrado ordena al Gobierno, según la crónica de Página 12, «se abstenga de suprimir o afectar derechos adquiridos y/u otorgar nuevos derechos vinculados al ejercicio de la competencia y funcionamiento de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA)». Arias respondía así a la reclamación presentada por los funcionarios de la AFSCA que pedían la nulidad absoluta del citado decreto. El pronunciamiento judicial está basado «en favor del derecho colectivo a la información y a la libertad de expresión».
Este hecho demuestra una vez más la voluntad de los gobiernos de utilizar la información como arma de control político. La hostilidad de determinados poderes contra una ley como la LSCA es equivalente a la que demuestran estos mismos poderes para evitar que lo regule este derecho fundamental en lugares donde no lo está, como lo es en España y también en Catalunya, donde el desarrollo delartículo 52 del Estatuto se ha convertido en un plato de segunda mesa.
En el caso español, destaca el hecho de cómo muchos medios de comunicación han amplificado las críticas de Macri a la LSCA –que la ha tildado de intervencionista, represora y de contraria a la libertad de expresión– pero no han dicho nada de las defensas que destacados organismos internacionales han hecho de esta norma ni de las muestras de apoyo que recibe desde muchos sectores sociales. Después de que Macri impulsara la intervención de la Autoridad Federal que supervisa el cumplimiento de la ley hubo en Argentina numerosas protestas, que han sido silenciadas.
Pero a pesar de todo, en Argentina todavía están más cerca de la democracia en la información que en España, donde se saca mucho pecho con la Constitución pero el artículo 20 es cómo si no existiera.
Fuente: Periodistas en español, 5.1.16

Charlie Hebdo: número especial un año después del atentado

El 6 de enero de 2016, un año después de que un atentado yihadista causara 12 muertos en la redacción del semanario satírico francés, Charlie Hebdo sacará un número especial, del que se tirarán un millón de ejemplares, que incluirá viiñetas y caricaturas de los dibujantes asesinados y otros de los actuales componentes de la plantilla de la revista, así como mensajes de apoyo de personalidades, informa @Culturebox.
El número especial de Charlie Hedo “1 an après L’assassin court toujours” que tendrá 32 páginas, el doble de las habituales, y se venderá al precio habitual de 3 euros, incluirá un cuadernillo con dibujos de Charb, Honoré, Cabu, Wolinski y Tignous, los dibujantes históricos asesinados por dos yihadistas el 7 de enero de 2015.
Tras el boom del número extraordinario publicado una semana después de los atentados, que vendió 7,5 millones de ejemplares en todo el mundo, la revista ha conseguido estabilizarse con ua venta media de 100.000 ejemplares semanales en los quioscos -10.000 de ellos en el extranjero- y cuenta con 183.000 abonados, según su director financiero Eric Portheault.
Antes del atentado, Charlie Hebdo atravesaba una fase de graves dificultades económicas, y sus ventas estaban en unos 30.000 ejemplares semanales.
Fuente: Periodistas en español, 4.1.16 por Mercedes Arancibia, periodista