Pandemia: El arte de convertir lo fácil en difícil

Es difícil de creer que un micro organismo que mide apenas 0,8 micras de diámetro, (sólo se lo puede ver con modernos microscopios), hubiera puesto al mundo “patas arriba”.

Este evento que se lo puede catalogar como un pequeño ensayo de lo que podría ser una catástrofe mayor, ha desnudado la total indefensión en la que vive la humanidad.

No voy a caer en lastimeras frases que de un tiempo a esta parte se han vuelto clichés periodísticos, como: “no estábamos preparados” “o nos tomó por sorpresa”, porque si bien es cierto que esta desgracia se ha convertido en uno de los mayores golpes que el mundo ha soportado después de la segunda guerra mundial, en realidad hubiera sido sencillo hallarle solución.

Y digo “hubiera sido”, porque se supone que las organizaciones internacionales que existen aglutinadas alrededor de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en general y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en particular, son precisamente para planificar y prevenir este tipo de eventos que puedan afectar a todo el planeta.

No me extraña que en Bolivia  se den casos patéticos y desgarradores ocasionados por esta enfermedad, pero si me extraña que en la OMS, exista gente que se supone debería ser la más capacitada, experta y actualizada de TODO EL MUNDO!!! Sin embargo, esto no es así.

Lastimosamente, las organizaciones internacionales son entes burocráticos que han sido cooptados por “lobbies” de políticos, que a al mejor estilo de nuestros sindicatos o partidos políticos criollos “meten a su gente” a como de lugar a ocupar cargos que deberían ser (y lo son) cruciales a la hora de una emergencia, como es el caso de la actual pandemia.

No es extraño entonces, que la OMS esté dirigida por un individuo (doctor PERO EN FILOSOFÌA!!!) y que solo se dedica a ir de banquete en banquete haciendole la venia a su “padrino” de cargo, en este caso, la China Comunista.

Esta organización (la OMS), debería ser dirigida por las mentes más brillantes del planeta que tengan la capacidad de en 24 horas detectar una epidemia rara potencialmente peligrosa y en 48 horas estar en el lugar con científicos y equipos propios para dar certidumbre de lo que está pasando, e informar y advertir al mundo de un eventual peligro.

Para eso el mundo le paga a esa organización, 4.421 millones de dólares al año, de los cuales el 41% se van en sueldos, de los que el Director, Tedros Adhanom Ghebreyesus recibe mensualmente 14.478 dólares netos.

Pero al mejor estilo criollo, todo ese dinero sólo sirve para que los incompetentes políticos y burócratas de una institución tan importante como  la OMS, “calienten” el asiento y se limiten a difundir y avalar sumisamente, todos los comunicados que saca la dictadura china respecto de la pandemia, algo que hasta el más ingenuo asume como absurdo el poder creer en la información controlada interesada y sesgada que entrega esa dictadura, donde ni siquiera la prensa internacional tiene posibilidad de corroborar esa información.

Claro que las cosas así, tenían que estar donde están. Esta epidemia, que con solo los reportes clínicos y algunas autopsias, se la podía haber controlado en un par de semanas dentro de sus límites provinciales en China, se convirtió en una pandemia con características apocalíticas.

Pero cómo vamos a nivel local?

En Tarija, gracias a Dios, tuvimos la suerte y oportunidad de mantener durante un largo periodo ,el contagio en su fase de “importación” donde los casos vienen de afuera y es fácilmente controlable poniendo puntos de control en todas las fronteras departamentales y obligando a una cuarentena rígida de 14 días a todo aquel que quiera entrar al Departamento.

Así de simple era la solución para mantener a raya la pandemia, incluso sin necesidad de someter a toda la población a una cuarentena total. Pero al mejor estilo criollo nuevamente, el control lo hicimos en el mercado del barrio y no en las fronteras del Departamento.

Ahora, cuando ya hay 18 infectados, por fin, las autoridades tienen la facilidad de decir que es contagio comunitario y con ello lavarse las manos de toda responsabilidad.

Me duele decirlo, pero a nivel mundial y local, nos gobiernan y dirigen los que dominan el arte de convertir lo fácil, en difícil.

*Javier Vega es presidente de la APT

Día del Periodista: Pandemia y libertad de prensa y expresión

El 10 de mayo se recuerda el Dia del Periodista Boliviano; sin embargo en esta oportunidad y debido a los acontecimientos que se generaron a nivel internacional, por el hecho de vivir un singular momento de cuarentena global, quiero trascender el ámbito nacional, para destacar la labor de colegas a nivel internacional.

En este caso voy a referirme a la labor de periodistas chinos que les tocó y les toca vivir todavía, la dura lucha por informar dentro de un sistema totalitario y fascista, como lo es la dictadura china.

Tal es el caso del colega Chen Jieren, quien fue acusado por la dictadura comunista, de “delito de provocar disturbios, extorsión, comercio ilegal y corrupción y de haber difundido información falsa y atacado y denigrado al Partido, al Gobierno y al Poder Judicial”.

La pena contempla 15  años de prisión y una multa de 7,01 millones de yuanes, algo más de un millón de dólares americanos.

La condena, se produjo recientemente  para sentar un precedente recordatorio a otros periodistas que quieran difundir información no autorizada sobre el origen de la pandemia denominada por el Premio Nobel de Literatura 2010, el escritor peruano Mario Vargas Llosa, como “peste china”.

Empero, el caso de Chen Jieren, es solo el más reciente en la China, donde otros 44 purgan condenas por diferentes acusaciones elaboradas por el gobierno chino, lo que convierte a ese país, en la “mayor cárcel de periodistas del mundo”.

No es extraño entonces, que el régimen chino hubiera expulsado en los dos últimos meses, a 13 corresponsales de diferentes medios norteamericanos  y de otras nacionalidades.

Pero La libertad de prensa conlleva necesariamente a la libertad de expresión, algo que obviamente tampoco es respetado por la dictadura comunista china, como lo demostró fehacientemente el caso del oftalmólogo Li Wenliang, que ya el 30 de diciembre de 2019, cuando el gobierno chino negaba la aparición del brote del coronavirus,  advirtió a sus colegas, por medio de la red social china Weibo, (controlada por cierto por el régimen comunista) del brote viral y de que tomaran medidas de bioseguridad.

Un día después, el gobierno de Taiwan denunció la aparición  del brote a la Organización Munidal de la Salud, quien minimizó el hecho y se limitó a esperar a que las autoridades chinas dieran su versión.

Un par de días después, el doctor Li Wenliang fue obligado por la Policía del Régimen, a reconocer que “había estado difundiendo rumores y comentarios falsos y que se comprometía a no seguir haciéndolo”, bajo amenaza de cárcel y multas parecidas a las del periodista anteriormente mencionado.

Sus mensajes y los de algunos de sus colegas, obviamente fueron borrados de esa red social.

Semanas después, el doctor Li Wenliang murió contagiado por el virus que ayudó a denunciar.

Estos dos antecedente son solo una muestra de la manera en que la dictadura china maneja estos dos aspectos fundamentales de los derechos humanos de las personas y que en este caso, hubieran ayudado a que no se esparza la epidemia, matando a más de un cuarto de millón de personas en todo el planeta y provocando la peor recesión económica mundial después de la de comienzos del siglo pasado.

Es necesario destacar el hecho de que si hubiera habido libertad de prensa y libertad de expresión en el país asiático, esta epidemia se la hubiera podido controlar en semanas, antes de que se hubiera esparcido por todo el mundo.

Esta pandemia es una prueba más de que las dictaduras y los regímenes totalitarios son un peligro para la humanidad, como lo fue también el desastre nuclear de Chernobil a finales del siglo pasado, donde  la dictadura de entonces en lo que era la Unión Soviética, ocultó durante semanas el accidente y tuvieron que ser estudios internacionales, los que advirtieran del estallido nuclear. Recordando el Día del Periodista Boliviano y el de la Libertad de Prensa y Expresión (el 3 de mayo), el suscrito quiere poner de relieve, la importancia de no claudicar en la lucha por la democracia y sus instituciones como la libertad de prensa y expresión, como una garantía para asegurar que estos  peligros no se vuelvan a repetir en ninguna parte del mundo y amenacen a la humanidad.

*Javier Vega, es Presidente de la APT

Elucubraciones de cuarentena

Vivo por la carretera a San Andrés y desde hace varios días, el ruido de motores de vehículos me despierta cada noche entre las 3 y las 4 de la madrugada.

Ya sin poder volverme a dormir, pienso que son camiones que están llevando productos del campo a la ciudad y me quedo tranquilo.

Luego, de día ya, enciendo el televisor y me entero que hay un nuevo caso sospechoso de cororonavirus en Tarija. Se trata de una mujer embarazada que vino de Montero, en el departamento de Santa Cruz.

Seguidamente escucho a las autoridades del Comité Operativo Emergencia Departamental (COED) afirmar que todo está controlado y entre las preguntas de los periodistas a esas autoridades, no hay ninguna relacionada a cómo esta mujer pudo ingresar a Tarija si se supone que todo está controlado.

Seguidamente veo las declaraciones de algunos políticos masistas que afirman que han hecho una inspección a las carreteras que van al Chaco (y Santa Cruz) y señalan que todo es normal, que no hay ningún control.

Me vuelvo a tranquilizar porque pienso que esta como otras tantas veces, esos políticos están mintiendo o simplemente quieren desacreditar la gestión de las actuales autoridades del Departamento.

Me quedo más tranquilo todavía, cuando nuevamente  escucho decir a las autoridades que todo está controlado, que se hacen todos los controles respectivos.

Sin embargo y ante el insomnio, nuevamente me salta la inquietud y empiezo a relacionar los hechos: Y cómo es que la mujer embarazada con síntomas de la peste china, ha podido ingresar a Tarija si todo está controlado? Y porqué si se hacen todos los controles respectivos, encuentran un camión frigorífico transportando a siete personas adentro, en uno de los últimos puestos de control antes de llegar a la ciudad de Tarija cuando esto de debería haber descubierto antes de llegar a Villa Montes?

Y nuevamente retumban en mis oídos, los ruidos de los motores de vehículo pasando por la puerta de mi casa todas las madrugadas desde que empezó la cuarentena.

Y para aumentar mi preocupación, recuerdo que hasta hace pocos días, en el Beni “todo estaba controlado” sin ningún caso de la peste y de la noche a la mañana aparece con medio centenar de infectados. Mi conclusión es obvia: no todo estaba controlado allí y me vuelven a retumbar en mis oídos, las palabras del Director del SEDES que afirma que se hacen todos los controles respectivos.

Ante tantas cuestionantes y con el canto de un gallo anunciando el amanecer, decido levantarme y escribir este artículo, para advertir y recordarle  a las autoridades, de que el virus entra por las FRONTERAS del Departamento. De nada sirve que patrullen las calles de la ciudad, si por alguna de las fronteras del Departamento, va a ingresar alguien que va a terminar contagiando al resto de la población.

Pero al parecer, a esto que es obvio, no le dan la verdadera importancia y prefieren hacer noticia con niños jugando en alguna cancha de la ciudad.

Hasta ahora, gracias a Dios, en Tarija hemos tenido suerte y se ha podido controlar la peste, pero no debemos confiarnos y dejar que se filtre una sola persona que ponga en riesgo la salud de toda la población tarijeña.

Mi pedido clamoroso y creo que el de toda la población tarijeña, es que se lleven a las fronteras del Departamento, los controles de salud, SENASAG, policía y militares para que en el mismo límite del Departamento, (lease El Puente, carretera al norte y Tigüipa carretera al oriente) se detenga al potencial portador del virus, y no se espere encontrarlo en las trancas de la ciudad cuando ya podrían haber infectado a la gente que vive en las ciudades intermedias. De esta manera también se desincentivaría a gente que quiera escabullirse, viajando de tramo en tramo.

Espero que nuestras  autoridades demuestren en los hechos, que efectivamente lo  tienen todo controlado para que los tarijeños no tengamos que lidiar con que estas elucubraciones de cuarentena.

*Javier Vega es Presidente de la Asociación de Periodistas de Tarija

Coronavirus: en Tarija todavía estamos a tiempo

Con estupor analizo las acciones tomadas contra la pandemia del COVOD19 y me doy cuenta que en general, partiendo desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta las autoridades regionales, no tomaron las medidas adecuadas para repeler una pandemia de estas características.

Como una atenuante se debe tomar en cuenta el irresponsable manejo del gobierno chino cuando por cuestiones estratégicas y de prestigio, ocultó el brote de esta epidemia por cerca a dos meses, permitiendo que una ciudad entera se contagiara y que el virus lograra salir al exterior de China.

Ya aquí en este punto, una organización como la OMS debería tener soluciones en caso de que por desconocimiento, incapacidad, irresponsabilidad o incluso intencionalmente, un gobierno se niegue a informar o a colaborar en la solución de un problema como este.

Pero incluso así, el tratamiento de la pandemia es deplorable a todo nivel.

Los conceptos que maneja la OMS para definir lo que es una pandemia son equivocados, pues espera a que un gran número de países y una abultada cantidad de enfermos y muertos se registren, para declarar la pandemia.

Y no se necesita ser experto para definir lo que es una pandemia, pues tan pronto como una epidemia trasciende una frontera, debe adquirir esta denominación.

Si hasta en estos elementos básicos empezamos mal, no nos debe sorprender como es el final, por lo que no es intención de este artículo, llorar sobre la leche  derramada, sino tratar de dar luces acerca de las posibles soluciones si es que todavía las hubiera.

Al margen de lo que disponga la OMS, los gobiernos nacionales, también tienen la potestad de tomar medidas para proteger a sus poblaciones.

 Esto tampoco se hizo bien a excepción de un país, (El Salvador) que prontamente antes que la pandemia empezara a tomar cuerpo, asumió la acertada medida de cerrar sus fronteras, que es lo que se debe hacer al primer anuncio de pandemia. Aún así, ese país registra un caso de coronavirus ocasionado por un ciudadano que se escabulló de los controles fronterizos, que es algo perfectamente comprensible.

Otros gobiernos, especialmente en América Latina, algunos días o semanas más tarde siguieron este ejemplo, aunque tarde porque ya las personas tanto nacionales como extranjeros, habían ingresado en los países y habían logrado infectar a decenas de personas que pronto se convirtieron en cientos y después en miles.

Peor aún es el accionar de gobiernos como los de España e Italia donde no tomaron ninguna medida hasta que la pandemia colapsó sus hospitales.

En el caso concreto de nuestro país, si bien es cierto que estuvo entre los primeros en el continente en tomar medidas contra la pandemia, no se hicieron de la mejor manera, pues el cierre de fronteras se realizó cuando las personas infectadas ya habían ingresado y lo peor aún, no se las aisló estrictamente y se confió en la “conciencia y responsabilidad” de estas personas, que como bien se supo después, la “conciencia y responsabilidad” de una de ellas la llevó a ir a una fiesta donde durante dos días infectó probablemente a decenas de personas.

En casos como estos, no se puede dejar a la “conciencia y responsabilidad” de las personas un tema tan delicado. A todo ciudadano boliviano que ingrese al país, (porque se supone que ningún extranjero más puede ingresar) se lo debe aislar no en sus domicilios, (donde por imprudencia, impericia o por irresponsabilidad puede contagiar a sus familiares y estos a otros), sino en establecimientos acondicionados adecuadamente para este objetivo con custodia policial si fuese necesario.

De la misma manera, los decretos emitidos por el Gobierno deben señalar claramente que en caso de que las personas infrinjan los protocolos o se nieguen a colaborar para que la pandemia no se expanda, el castigo debe ser de tipo penal, puesto que se trata de la salud de todo un pueblo.

Otro garrafal error que se cometió (ojalá no se lo siga haciendo) es el de haber considerado  como factor de contagio, SOLO a las personas que presentaban síntomas, cuando pruebas recogidas en Islandia en estos últimos días, mostraron que la mitad de los contagios los produjeron personas asintomáticas.

Si bien es cierto, que esta aseveración partió de la OMS, al comienzo de la pandemia, las autoridades nacionales están en la obligación de actualizar  permanentemente sus conocimientos con los más recientes descubrimientos.

Si estos “protocolos” se seguirían, estrictamente, no harían falta medidas desesperadas como cuarentenas nacionales que son difíciles  de sostener y que afectan no solo la vida normal de las personas, sino la economía y el desarrollo normal de un país.

Por suerte en Tarija, no tenemos todavía ningún infectado, lo que nos lleva al principio del escenario pandémico y al de este artículo: TODAVÍA ESTAMOS A TIEMPO DE CERRAR ESTRICTAMENTE NUESTRAS FRONTERAS INTERNACIONALES Y DEPARTAMENTALES con lo que no necesitaríamos  cuarentenas ni otras medidas desesperadas si asimilamos lo explicado en estos párrafos y seguimos estrictamente lo que la experiencia de otras latitudes nos enseña que es LO QUE NO DEBEMOS HACER.

*Javier Vega es presidente de la APT

Periodistas tarijeños son declarados “Huéspedes Ilustres” en el X Congreso de la Asociación de Periodistas de Bolivia celebrado en Potosi

La mañana de viernes se inauguró en el salón Gran Potosí, al interior de la Casa de la Moneda, el Décimo Congreso Nacional Ordinario “Gualberto Medrano Caballero” de la Asociación de Periodistas de Bolivia, que tuvo el objetivo de analizar aspectos de carácter económico, político, social y temas institucionales.

En un acto previo a la inauguración del referido congreso, los periodistas asistentes al mismo, fueron declarados “Huespedes Ilustres” de la ciudad de Potosí, por el Concejo Municipal de esa ciudad; entre ellos los representantes de la delegación tarijeña, Javier Vega, Presidente de la Asociación de Periodistas de Tarija y Lidia Campos, Secretaria de Relaciones de la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia.

Este congreso concluyó el sábado con la aprobación del manifiesto de Potosí y la elección del nuevo directorio de la Asociación de Periodistas de Bolivia en la que fue reelegido Pedro Glasinovic.

Esta es la declaración “in extenso” del documento aporbado en la ocasión:

DECLARACIÓN DE POTOSI

La mordaza y la mentira de hace 14 años no deben volver a Bolivia. El postulado tan repetido y por eso pleno de verdad histórica: sin libertad de prensa no hay democracia, ha alcanzado en este tiempo una dimensión que llena de orgullo al pueblo boliviano y especialmente al pueblo potosino porque desde aquí se levantó, junto a otras regiones del país, la portentosa bandera de la libertad.

La valiente decisión de los bolivianos de defender sus derechos en todos los escenarios, así fuese en la calle, nos planteó a los periodistas el gran desafío de ser o no ser. La tarea por la verdad caló hondo porque siempre será una tarea común: no estábamos y no estamos solos en el esfuerzo de rescatar la plenitud de los derechos, empezando por la libertad de expresión y de  prensa, de información, de opinión; en resumen, la libertad de pensar: el derecho básico de la convivencia humana.

Lo que todos sentíamos era un avasallamiento de la libertad que tenía diferentes matices, ahora con visos de continuidad. Y los periodistas resultamos el blanco de 12 leyes con artículos que afectan nuestro trabajo diario. y que fueron develando poco a poco la verdadera intencionalidad de un sistema de gobierno para el que la libertad no tenía ningún significado: junto a la manipulación de la normas regulatorias y administrativas del Estado en contra de los medios se montó un aparato comunicacional destinado al adoctrinamiento atentatorio a los derechos fundamentales de las personas. Cualquier observación a estos despropósitos se encasillaba en el teatro demagógico con el denominativo del cartel de la mentira, alentado desde el gobierno nacional y replicado a nivel regional. Lamentablemente, el gobierno lo convirtió en una política de Estado para la que destinó millonarias inversiones.

Es necesario este repaso para reafirmar nuestro apego a la libertad y para declarar con vehemencia que la tarea por la verdad no tiene tregua y no puede encandilarse al calor de coyunturas que pretenden acomodar las leyes a intereses personales y de grupo.

En ese contexto destacamos la valentía del pueblo boliviano, especialmente de las nuevas generaciones que supieron defender las libertades individuales y colectivas por encima de intereses políticos y partidarios. El periodo iniciado en noviembre pasado por la lucha consecuente del pueblo boliviano corre el riesgo de ser desnaturalizado por acciones que solo hacen prevalecer intereses de grupo o partidarios y no los grandes objetivos de la Patria.

El peligro para nuestra libertad fue incluso más allá al aflorar afinidades con los flagelos como el narcotráfico, la corrupción, la falsa nacionalización de los hidrocarburos, la manipulación de la justicia y la temática indígena, discurso sobre el medio ambiente, la supuesta descolonización y lucha contra el racismo.

Es oportuno, por tanto, convocar a un análisis sobre la intromisión de apasionamientos políticos en el noble trabajo de informar. Tenemos que levantar un escudo para proteger a la sociedad de esos afanes de manipular la opinión ciudadana. La tarea de opinar, de informar, de orientar no puede desconocer elementales normas de respeto a los lectores, oyentes y televidentes.

Y aquí en Potosí, los periodistas bolivianos ratificamos que tenemos los desafíos: proteger el estado de derecho, la democracia, la Constitución Política del Estado, la Ley de Imprenta, la voluntad ciudadana que emana de las ánforas y la defensa de los recursos naturales como el litio.

Saludamos el retorno de la democracia reafirmando que la libertad de prensa es su única garantía y que deben respetarse en este gobierno de transición y los sucesivos.

Es dada en la ciudad de Potosí, en el X Congreso de la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia a los 8 días del mes de febrero del 2020

Presidente de la APT señala el camino para pasar del “estado plurinacional da cocaína” a la República Federal de Bolivia

A raíz de una publicación de la revista brasileña “Veja”, el 16 de julio de 2012,  el suscrito publicaba el artículo:BOLIVIA: de “república bananera” a Estado Plurinacional da Cocaína.(http://diarioandaluz.com/2012/07/16/bolivia-de-republica-bananera-a-estado-plurinacional-da-cocaina/)

Hoy, siete y medio año después y luego de que Evo Morales hubiera renunciado y huido del país, es tiempo de publicar la segunda parte de aquel artículo.

Para comenzar, es necesario ampliar lo que ha sido (todavía lo es) el “estado plurinacional da cocaína” que la revista  VEJA develaba en aquella oportunidad.

Además de los vínculos al narcotráfico, este narco estado “había” tenido vínculos con el narco terrorismo de las FARC, el MRTK y  ahora un nuevo fenómeno social: los terroristas digitales que operan en las redes sociales, además de mercenarios de la comunicación y “diplomáticos” terroristas, como los de España, que recientemente enviaron un comando de encapuchados a tratar de rescatar a miembros del gobierno del narco cacique que gobernaba Bolivia.

Debido a esto, además del calificativo de estado plurinacional da cocaína” habría que  calificarlo como “narco aldea global” dado que en pleno siglo XXI, un cacique semi analfabeto logró instaurar algo parecido a las ya anticuadas “repúblicas bananeras” pero mucho más sofisticado y peligroso, dada la época histórica global que le tocó vivir.

En este contexto y como no podía ser de otra manera,  las anacrónicas ideas de este cacique, basadas en el racismo invertido y la exacerbación de los sentimientos más bajos de la población vulnerable del país, chocaron frontalmente con las ideas de integración y tolerancia de la actual juventud, con los resultados ya conocidos.

Empero, todavía estamos a medio camino de dejar atrás la “narco aldea” y volver a la senda de la civilización, puesto que la estructura del Estado Plurinacional continúa intacta impregnada en la propia CPE.

La principal tarea del próximo gobierno será la de desmontar esta estructura y reponer la institucionalidad republicana democrática.  Recordemos que la actual CPE (Constitución Política del Estado)  se aprobó en un cuartel  a costa de la sangre de ciudadanos bolivianos muertos en La Calancha.

Para lograr lo anterior hay dos caminos: hacer una profunda reforma de la actual CPE o convocar a un Congreso Constituyente.

Por cualquiera de los dos caminos, la tarea a realizar es “limpiar” de demagogia a la actual CPE, para que no exista la paternalista  e interesada “utilización” del tema indígena, sobre lo que armaron la estratagema   de  discriminación “positiva” que transversalmente se anida en la CPE.

Esto no significa marginar a los pueblos indígenas de estar representados en la estructura de la sociedad, sino por el contrario, darles a los verdaderos indígenas (los que viven en las zonas consideradas como áreas indígenas) un nivel de autonomía plena que beneficie a TODA esa población ( no solo a dirigentes susceptibles de ser corrompidos), en la nueva estructura del estado federal, para evitar que a nombre de ellos se pueda manipular el valor del voto ciudadano, la distribución justa de los recursos o soliviantar sentimientos de división entre los bolivianos

Así se desarticularía el actual estado de prebendalismo donde a cambio de “pegas” y otros artificios, se corrompe a  líderes indígenas, mientras la situación para los que  de verdad son indígenas y viven como tales, no cambia en absoluto.

Prueba de esta aseveración es la actual disputa que tiene el pueblo Weenhayek en Tarija, que entre dos líderes se acusan mutuamente de haber hecho desaparecer algunos millones de dólares que una transnacional les pagó como indemnización por la explotación hidrocarburífera de sus tierras.

Esto al mismo tiempo acabaría con otra distorsión aún mayor: la de la injusta valoración del voto de los ciudadanos bolivianos.

El siguiente ejemplo ilustra como se distorsiona el elemento principal de la democracia: el voto ciudadano: En la Asamblea Legislativa Departamental de Tarija (ALDT), 795 familias  que se “reconocen” como guaraníes en el último censo, eligen uno de los 30  asambleístas departamentales que deciden el destino de este Departamento. (1)

Caso parecido ocurre con los weenhayeks, donde 5.366 personas eligen otro asambleísta departamental; pero más patético es el caso de los tapietes, donde solo 117 personas eligen un tercer asambleísta. Esto hay que compararlo con los más de 400.000 habitantes del resto del Departamento que se tienen que repartir el voto de los otros 27 asambleístas departamentales, lo que arroja un aproximado de 15.000 por cada uno. (2)

A esto hay que agregarle las “trampas” para favorecer el voto rural en cada una de las circunscripciones del Departaento..

No es raro entonces, que el MAS, que es el autor de la actual CPE, siempre tenga mayoría en la ALDT, aunque nunca hubiera obtenido la mayoría de los votos en el departamento de Tarija.

Esta inaceptable distorsión del voto, no ocurre solo en Tarija, se la puede verificar a lo largo y ancho del país..

Como si esto fuera poco, la legislación actual contempla la OBLIGATORIEDAD de que haya por lo menos un indígena entre los vocales electorales departamentales, alguien que por lo anteriormente mencionado, seguramente va a coadyuvar a que se cierre el círculo vicioso del prebendalismo y la manipulación. Así se explica que el MAS obtuviera dos tercios en Asamblea Legislativa Plurinacional, prácticamente a lo largo de casi todo su gobierno.

Otro tanto ocurre con la “discriminación positiva” referida al conocimiento de la lengua indígena como requisito para ejercer un cargo público, algo que se utiliza para “cernir” discrecionalmente a “elementos no deseados”, y que irónicamente  ni siquiera los gobernantes que fueron los patrocinadores de esta CPE, nunca cumplieron esta norma como es de conocimiento público.

Otro ejemplo de demagogia, son los 36 idiomas oficiales que en la práctica es imposible de cumplir, además de innecesario como se ha comprobado en todos estos años.

Asimismo, es patética  la utilización del “lenguaje inclusivo” con que comienza el texto constitucional, con “los” y “las” para subrayar (como si los bolivianos seríamos retrasados mentales) que las leyes escritas en la CPE “incluyen” también a las mujeres.

Otra medida urgente que debe asumir el próximo gobierno, es la reinstitucionalización de todas las instituciones públicas donde se valore la meritocracia y se deje de lado las prácticas de utilizar las instituciones del estado, como “botín político” para dar “pegas” a sus militantes.

Parte de esta institucionalización es la conformación de poderes totalmente independientes como lo deben ser el Poder Judicial y el Poder Electoral. No puede ser que exista un “delegado presidencial” entre los vocales electorales. Esto es tan absurdo como tener en un partido de futbol, un juez de línea nombrado por uno de los equipos.

Otra disposición que se tiene que reincorporar, es la impedir que se puedan dictar leyes que favorezcan el cambio estructural del manejo del estado en la misma gestión legislativa, sino que se la tenga que dejar para el próximo periodo, para evitar la tentación de que un potencial dictador maneje a su antojo las leyes, con el propósito de perpetuarse en el poder, como lo hemos experimentado.

En este sentido también se debe anular la opción de poder ganar una elección con el 40% y el 10% de diferencia sobre el segundo, para evitar la tentación de cometer fraude.

Otro aspecto importante, es la aclaración de que es la tricolor la bandera boliviana que representa a TODOS  los bolivianos, sin que eso signifique que en las regiones puedan existir un sinnúmero de otros símbolos patrios.

También se debería instituir una nueva “cultura del trabajo” en contraposición de la “cultura del ocio y la borrachera” para lo que se necesitará rehacer el calendario de feriados dejando solo los que  están arraigados desde hace siglos, es decir el de Año Nuevo, Carnaval, Día del Trabajador, Día de la Patria (6 de Agosto), Todos Santos y Navidad, sin que esto implique que disposiciones departamentales puedan declarar feriados los días festivos que se considere necesarios.

Además de todo esto, la medida más importante es el paso al estado federal que debe incluir un nuevo pacto fiscal donde la distribución de los recursos debería hacerse de manera más equitativa entre el nivel nacional (federal)  y los estados federales (actuales gobernaciones y municipios).

Todas estas medidas posibilitarán devolverle la institucionalidad democrática a nuestra República que deberá cambiar su nombre a República Federal de Bolivia.

Esto es a grandes rasgos, lo que el nuevo gobierno deberá hacer y para eso se necesita un frente amplio o por lo menos un pacto que incluya a todas las fuerzas democráticas, tanto de partidos políticos, organizaciones cívicas y movimientos sociales que tengan como única premisa retomar el camino democrático, para que en posteriores elecciones y ya con reglas claras y con una democracia consolidada, podamos dirimir nuestras diferencias  civilizadamente, que es en esencia, lo que la democracia persigue.

Es por esto, señores políticos, cívicos y sociales, que el pueblo boliviano les pide unificar criterios, deponer aspiraciones personales y mirar un solo horizonte: el de una Bolivia democrática y federal. Este es el único camino para dejar atrás la “el estado plurinacional da cocaína” y encaminarlo a la República Federal de Bolivia. Esta es la tarea que la historia ha puesto en sus manos y sus hijos y nietos se los demandarán si equivocan el camino.

  • (1)Datos extractados del censo realizado por el INE en 2012
  • (2)Datos extractados del censo realizado por el INE en 2012

*Javier Vega es Presidente de la Asociación de Periodistas de Tarija

Presidente de la APT demuestra la adulteración de la base de datos de las elecciones y po rlo tanto el fraude cometido

En una entrevista en el programa “Conectados” de TVU, el presidente de la Asociación de Periodistas de Tarija (APT), Javier Vega, demostró que al momento en que en el TSE decidieron cortar la transmisión de actas del conteo rápido, CC de Carlos Mesa aventajaba al MAS con algo más del 1% de los votos cuando se habían ingresado los datos de 27.422 actas de un total de 33.048 actas.

Vega explicó que de haber terminado ese proceso de transmisión de actas, el resultado final le hubiera dado el triunfo a CC con una ligera ventaja.

El Presidente de la APT también explicó que el “voto rural” que argumentan personeros de gobierno, en este contexto no existe, puesto que este sistema se basa en transmitir el acta de cada una de las mesas del país, a través de internet y allí donde no hubiera señal, el personero del TREP se traslada hasta el lugar más próximo  donde encuentre señal, para hacer esa transmisión.

Al mismo tiempo, Vega explicó que esto se quiere confundir con el recuento oficial de votos que hacen los tribunales departamentales, a donde se tienen que llevar todas las  ánforas para hacer un recuento manual, procesos que se los puede hacer de manera totalmente separada.

Para hacer esta demostración, el referido Presidente, descargó una acta en formato Excel, del sitio oficial de Transmisión de Resultados Electorales  Preliminares  (TREP), desde donde cualquier ciudadano en cualquier parte del mundo, podía acceder a este documento que es la base de datos del proceso electoral boliviano.

Vega, quien además es técnico informático, explicó que hasta ese momento, este trabajo se había hecho de manera limpia y transparente, dando como resultado que CC tenga el 35.67% de la votación, mientras que el MAS se quede con el 34.47%, cuando se habían transmitido 27422 actas, siendo el 83.13% de las 33.048 actas en total.

El Periodista agregó que de haber seguido el proceso de transmisión delas actas, esa tendencia se habría mantenido inalterable.

Para saber que es lo  que había pasado después de la decisión del TSE de parar el proceso de transmisión de actas, Vega dijo que descargó el mismo archivo dos días después, cuando se había reiniciado ese proceso y pudo evidenciar que el tamaño de la base de datos casi se había duplicado y que el número de inscritos había subido de 5 797 573 en el primer  momento, a 13 520 936, algo totalmente irregular, lo que le hace deducir que a esa base de datos se le había agregado otra casi de similar tamaño.

Para explicar semejante anomalía, Vega se remitió a las palabras del ahora ex vocal Costas, que dicho sea de paso renunció a su cargo precisamente a causa de este evento, cuando señaló que le habían informado de una acción de hackeo interno de la base de datos la que habían migrado a otro servidor dentro del mismo TSE y que a partir de ese momento todo se había descontrolado.

Vega fue más allá e informó que un grupo de ingenieros de la UMSA, estaba trabajando en desentrañar que es lo que había pasado con esa base de datos y que esos resultados ya los están dando a conocer por diferentes medios

El Presidente de la APT estimó que el rango del fraude se sitúa entre el 12 y el 13% dado que CC le sacaba más de un punto al momento cuando se cambiaron las cifras y sumado eso al 10% que se necesita para ganar en primera vuelta, le hacen sacar esa conclusión.

Vega expresó preocupación, porque el fraude no solo se realiza para determinar al nuevo presidente y vicepresidente, sino también para conformar la composición de la nueva Asamblea Plurinacional.

Finalmente, el entrevistado dijo que cualquiera puede hacer este análisis y que solo se necesita descargar esto dos archivos que son documentos oficiales que se los pusieron a disposición de la población boliviana y que el ahora los pone al alcance de la población, en caso de que las autoridades suspendan su acceso.

Archivo 1 del 21/10/19  

Archivo 2 del 23/10/19

MANIFIESTO A LA POBLACIÓN TARIJEÑA

Ante la extrañeza  de la población sobre la falta de diversas actividades propias de tiempo electoral, como foros debate, mesas redondas, exposiciones de los diferentes candidatos, etc. la Asociación de Periodistas de Tarija (APT) comunica lo siguiente:

La actual coyuntura política por la que atraviesa nuestro país en la actualidad, en la que están inmersas estas elecciones generales de 2019, no es típica de un estado de derecho.

La falta de independencia de los poderes del estado y la desinstitucionalización de los entes que manejan la sociedad, entre ellas, el Órgano Electoral Plurinacional (OEP) con su brazo operativo, el Tribunal Supremo Electoral (TSP), con una abierta parcialización con el Poder Ejecutivo, ha ocasionado que la población pierda credibilidad en estas instituciones.

La total sumisión de las autoridades que manejan este proceso electoral al Poder Ejecutivo, tuvo su culmen cuando no supieron hacer respetar el voto ciudadano del referéndum del 21 de febrero de 2016 que negó la reelección de autoridades, disposición contemplada en la CPE que debería haberse reformado, pero que el voto ciudadano negó en el plebiscito.

Al haber aceptado la participación  de los candidatos del binomio del Partido de Gobierno, el TSE  rompió el estado de derecho en Bolivia, por lo que las elecciones generales de 2019 deberían haberse suspendido hasta corregir esta irregularidad.

No obstante, es de conocimiento público que por medio de un artilugio jurídico, otro Órgano de Poder, habilitó al binomio ilegal y el Partido de Gobierno al manejar todos los poderes del estado, ha seguido adelante con esta elección ilegal, dejando a la población ante la disyuntiva de no ser partícipe de la misma y dejarle todo el espacio democrático al Partido de Gobierno o en su defecto, participar de las elecciones para reiterarle su rechazo al mismo y elegir un candidato que pueda restaurar el estado de derecho. Sabiamente, el pueblo boliviano optó por la segunda alternativa.

Ante este panorama, la APT no se ha prestado ni se va a prestar a servir de  instrumento para legitimar esta ilegal  elección; sin embargo y debido a que la población ha decidido participar en la elección para no dejarle el espacio democrático al Partido de Gobierno, la APT enfocará la misma, como un segundo plebiscito que reitere el rechazo al Gobierno que no sabe respetar su decisión y llama a los electores a votar por el candidato que tenga posibilidades de  rescatar el estado de derecho embargado por el Partido que actualmente gobierna nuestra Patria.

Tarija, 16 de octubre de 2019

Presidente de la APT vaticina desenlace de la elección del 20 de octubre

En la víspera el Rector de la Universidad Mayor de San Andrés, publicó la encuesta que fue realizada  por varias universidades públicas, medios de comunicación y  organizaciones no gubernamentales entre el 4 y el 7 de octubre  

La muestra supera a los 14 mil encuestados  en todas las capitales de departamento, ciudades intermedias y área rural, donde se preguntó a los encuestados por cual de los candidatos votaría si las elecciones se realizarían hoy.

La encuesta tiene un margen de error máximo del 2,9 por ciento.

Los resultados muestran que la distancia entre el primero y el segundo decreció levemente, mientras que apareció un nuevo protagonista en el espectro electoral, (el candidato Chi del Partico Demócrata Cristian) aunque sin posibilidades de entremezclarse entre los primeros.

A nivel nacional, Morales del MAS registra un 32,3%, Mesa de Comunidad Ciudadana tiene 27%, Ortiz de Bolivia Dice No 9,3 y el candidato Chi Hyung Chung del Partido Demócrata Cristiano, ascendió a 6,8.

Los otros candidatos rondan entre el 2,4 y 0,4 por ciento.

Los votos en blanco, nulos y los que no saben, no responden alcanzan a 19,5%

Estos resultados determinan que  Morales y Mesa vayan a dirimir la preferencia del electorado en una segunda vuelta, instancia conocida también como balotaje.

Los seguidores de Morales, durante toda la campaña, estuvieron ENFÁTICAMENTE afirmando que ganarían en la primera vuelta, puesto que algunas encuestas desdeñadas por la población debido a su falta de credibilidad, daban a su candidato, un porcentaje superior al 40% y una diferencia mayor al 10% que son las condiciones para ganar en primera vuelta. Esta disposición electoral, fue aprobada por la mayoría del Mas en la Asamblea Plurinacional, hace algunos años.

Puesto que la encuesta fue realizada en un fecha previa a los masivos cabildos realizados en las principales ciudades del país, no toma en cuenta el efecto de las decisiones de los mismos que entre otros puntos,  expresaron que no reconocerán si Morales gana la elección por ser una  candidatura ilegal y que expresamente han llamado a votar por cualquier otro candidato que esté legalmente habilitado, lo que tendría un efecto directo para que los que no tomaron una postura hasta ahora, lo hagan ahora y tomando en cuenta el elevado porcentaje de este grupo de electores, no es descabellado afirmar que se de una sorpresa el día de la elección, con Mesa en el primer lugar.

No obstante, esto sería insuficiente como para evitar el balotaje, en el que el candidato de Comunidad Ciudadana es amplio favorito, puesto que como el antecedente objetivo más próximo está el referéndum del 21 de febrero de 2016 cuando más del 51% del pueblo boliaviano votó en contra de Evo Morales.

Esto sin contar que el irrespeto a la voluntad del pueblo, le ha quitado por completo la máscara de demócrata a Morales y ha exacerbado los ánimos del ciudadano común que solo quiere vivir en democracia.

Otro factor, es que la máxima bandera de Morales -la recuperación del mar- no tuvo el desenlace esperado  por el MAS, además de los sentimientos negativos que desencadenó el incendio en la Chiquitania y la arrogante manera con la que el Gobierno de Morales  trató el mismo.

Obviamente también tendrían que contarse las alianzas o respaldos de los otros actores políticos, que todos apuntan a apoyar a Mesa, en tanto y en cuanto, el MAS siempre ha tenido la hegemonía del poder.

Así las cosas, la única posibilidad para que Morales sea reelecto, es el fraude que en esta ocasión no es solo el enunciado que siempre se lo saca a relucir en tiempo de elecciones, sino que es una fehaciente  posibilidad, puesto que el MAS ha cambiado a casi todo el personal de la anterior instancia electoral que se llamaba Corte Electoral, que tenía buen  prestigio y gozaba de gran credibilidad en el pueblo boliviano y que era con la que Morales llegó a ganar su primera elección.

El actual Organo Electoral Prurinacional con su brazo operativo, el Tribunal Supremo Electoral ha mostrado abierto favorecimiento por el candidato masista, con una serie de resoluciones que confirman su alineamiento al gobierno de Morales.

De hecho,  este ente que en sociedades verdaderamente democráticas, es un poder independiente, en el Estado Plurinacional, no lo es, puesto que obedeció mansamente una disposición de otro poder del Estado, como lo es el Tribunal Constitucional Plurinacional, entidad que desconoció el voto popular expresado en el referéndum del 21 de febrero de 2016 que expresamente negó la repostulación de autoridades por más de un periodo de gobierno.

Conscientes de esta situación,  ciudanos y partidos políticos  han creado herramientas informáticas para controlar el conteo de los votos, que es el momento que se cree, se comete el fraude, pasando automáticamente un porcentaje de la votación de un candidato a otro.

No obstante, no  se debería dejar de lado, la presencia y el control de observadores internacionales y delegados de los partidos políticos, en el mismo centro de votación donde se hace el recuento informático, puesto que si bien los partidos harán su propio recuento, el TSE continúa siendo el ente autorizado para decir quien es el ganador de la elección y borrar una huella informática para una posterior auditoría, es una cosa de niños.

Finalmente es necesario señalar que esta ha resultado ser una elección atípica que no la veíamos en Bolivia, desde la década del 50 cuando la elección la manejaba a su antojo  un solo partido político, con las consecuencias que ello conlleva para la democracia.

Solo queda esperar que prime la cordura y se haga una elección limpia, porque lo contrario, como lo han adelantado los cabildos, podría llevar al país a enfrentamientos fraticidas que nadie quiere.

  • * Javier Vega es presidente de la Asociación de Periodista de Tarija

ENCUESTA INDEPENDIENTE DE LA INTENCIÓN DE VOTO EN LAS PRÓXIMAS ELECIONES NACIONALES DE OCTUBRE

Resultados a nivel nacional
Resultados en el departamento de Tarija

Esta encuesta fue realizada por diferentes educativas como universidades, medios de comunicación y organizaciones no gubernamentales que apoyan el ejercicio de una democracia transparente en el país.

Sus resultados fueron presentados a los organismos que regulan las elecciones en Bolivia, no obstante que estos organismos, paradójicamente, trataron de impedir este ejercicio democrático.

Esta es la ficha técnica:

“CULTURA POLÍTICA EN DEMOCRACIA

ELECCIONES 2019”

Presentado a: Órgano Electoral Plurinacional

Fecha: 10 de Septiembre de 2019

a) Registro.

La Universidad Mayor de San Andrés es la persona jurídica legal que cuenta con el registro SIFDE-E-SAI-014 responsable de la elaboración y difusión de estudios de opinión.

Se estableció una alianza entre universidades públicas, instituciones de la sociedad civil y medios de comunicación que permitan contribuir al logro de esta investigación.

b) El universo del estudio.

Para la encuesta Alfa (α) el universo de estudio fue el conjunto de hogares que están en las viviendas ocupadas de carácter particular y que entre sus miembros existe al menos una persona mayor de dieciocho años en condiciones para votar el día de las elecciones nacionales, en los nueve departamentos de Bolivia en área urbana y rural, excluyendo a hogares que habitan en viviendas colectivas (hospitales, cárceles, conventos, cuarteles, etc.).

c) El tamaño, tipo y cobertura geográfica de la muestra seleccionada.

DEPARTAMENTODISTRIBUCION DE LA MUESTRA POR ÁREA , SEGÚN DEPARTAMENTO
MUESTRA DE RECINTOS VISITADOSMUESTRA DE PERSONAS ENTREVISTADAS
URBANORURALTotalURBANORURALTotal
Chuquisaca83401231,0425061,548
La Paz131521831,6136382,251
Cochabamba120481681,4905872,077
Oruro78271059522901,242
Potosí88421301,0785141,592
Tarija64401047724821,254
Santa Cruz142411831,8535182,371
Beni85201051,0372371,274
Pando212849260369629
Total general8123381,15010,0974,14114,238

d) El método de muestreo utilizado.

El tipo de muestreo que se aplicó es de tipo probabilístico, estratificado, por conglomerados y bietápico. A continuación, se hace la descripción de cada uno de estos conceptos:

  • Es probabilístico porque la probabilidad de selección es conocida y diferente de cero para cada elemento objeto de estudio, lo cual permite elaborar estimadores de la población objetivo.
  • Es estratificado porque se tiene muestras independientes para cada grupo de estudio de la población, estas agrupaciones permiten obtener un mejor control en la distribución de la muestra. Según la suma de habilitados por asiento electoral se tiene los siguientes estratos:

1.- Menor a 1,000;

2.- Entre 1,000 y Menor a 5,000;

3.- Entre 5,000 y Menor a 10,000;

4.- Entre 10,000 y Menor a 29,000;

5.- Mayor o igual a 29,000.

  • Es por conglomerados, tanto para las Unidades Primarias de Muestreo – UPM (conglomerados=recintos), como para las Unidades Secundarias de Muestreo – USM (Viviendas y/o hogares).

e) El margen de error por nivel de desagregación.

El error máximo de la muestra a nivel nacional es de 2.9%, desagregando los errores por departamento y área rural, detallados en el siguiente cuadro.

DEPARTAMENTOERROR PERMISIBLE (%)
URBANORURALTotal
Chuquisaca10.8%15.5%8.8%
La Paz8.6%13.6%7.2%
Cochabamba8.9%14.1%7.6%
Oruro11.1%18.9%9.6%
Potosí10.4%15.1%8.6%
Tarija12.3%15.5%9.6%
Santa Cruz8.2%15.3%7.2%
Beni10.6%21.9%9.6%
Pando21.4%18.5%14.0%
Total general3.4%5.3%2.9%

f) Boleta de encuesta.

g) El periodo de realización del estudio, indicando las fechas del trabajo de campo.

El trabajo de campo, referido al levantamiento de datos se realizó entre el 31 de agosto, 1 y 2 de septiembre de 2019, y el proceso de crítica de los datos fue realizado hasta el 8 de septiembre del presente.

Tu Voto Cuenta

Septiembre de 2019