Katharine Viner y Zanny Minton Beddoes en la élite del periodismo internacional

Por primera vez en su historia, la fundación que gestiona el diario británico de centro-izquierda “The Guardian” ha elegido, el 23 de marzo de 2015, a una mujer, Katharine Viner, para suceder al frente del periódico a Alan Rusbridger quien, en veinte años, ha transformado el viejo portavoz de la izquierda británica en una plataforma multimedia global y una punta de lanza de la investigación periodística, lo que ha quedado sobradamente demostrado, en particular con las revelaciones del caso Snowden sobre el espionaje estadounidense en las comunicaciones, informa Pierre Haski, fundador y director del digital francés Rue 89.
Katharine Viner, de 44 años, primera mujer que ocupa la dirección de un diario que actualmente es una referencia mundial, ha hecho toda su carrera en “The Guardian”, participando en la expansión internacional del medio, dirigiendo sucesivamente la edición australiana y la estadounidense. Su elección para dirigir el diario, fundado hace más de dos siglos en Manchester, se ha llevado a cabo tras consultar a la redacción, que optó entre cuatro candidatos, todos trabajadores actuales del periódico y cuenta con el beneplácito de los 839 periodistas de las redacciones de “The Guardian” y “The Observer”.
Los comentaristas británicos dicen que “la Viner lleva el Guardian en la sangre”. Sus padres, maestros, eran lectores del periódico donde ella ha pasado por prácticamente todas las secciones, desde la actualidad más rabiosa a la edición dominical de la revista “hermana” (Sunday Sister) The Observer, de las columnas editoriales a las páginas relajantes del “arte de vivir”. Tenía 26 años cuando llegó al Guardian en 1997, después de trabajar tres años en el “Sunday Times”. Nacida en 1971, Katharine Viner es simpatizante de la causa palestina y autora de la obra teatral “Yo soy Rachel Corrie”, estrenada en 2005.
The Guardian se sitúa hoy en el segundo puesto mundial de medios de información en lengua inglesa, con 114 millones de visitantes únicos mensuales.
No es la primera vez que la prensa británica elige una mujer para dirigir un medio. En enero de 2015, el consejo de administración de “Economist Group” apostaba por Zanny Minton Beddoes para la dirección de “The Economist”, el primer semanario económico mundial, “la biblia de la élite mundial”, con 171 años de historia detrás. Zanny Minton Beddoes sucede a John Micklethwait, quien ha ocupado el puesto durante los últimos nueve años.
En el mundillo de la prensa internacional casi nadie había oído hablar de ella; algo muy normal si tenemos en cuenta que en “The Economist” los artículos no aparecen nunca firmados por sus autores. Zanny Minton Beddoes tiene 47 años y es licenciada en Economía por Oxford y Harvard. Ingresó en el periódico en 1994 tras pasar dos años trabajando para el Fondo Monetario Internacional. Hasta ahora era redactora jefe de asuntos comerciales (“los negocios de los negocios”).
Un poco de historia
“The Guardian” es un diario británico sucesor del “Manchester Guardian and Evening News Limited”, fundado en 1821 por John Edward Taylor, con una línea editorial defensora del social-liberalismo (centro-izquierda). El diario consiguió reconocimiento internacional en el primer tercio del siglo XX, bajo la dirección de Charles Prestwich Scott, quien lo compró en 1907 a la muerte de John Edward Taylor hijo (1905), prometiendo que se respetarían los deseos de independencia del fundador, resumidos en la frase que sirve de lema a la publicación: “Comment is free, but facts are sacred… The voice of opponents no less than that of friends has a right to be heard. (Los comentarios son libres pero los hechos son sagrados… la voz de la oposición, no menos que la de los amigos, tiene derecho a ser escuchada)”.
La tirada del Guardian alcanza los 400.000 ejemplares diarios. Desde 1990 existe una edición de 24 páginas, que se vende en 16 países europeos e Israel.
Está considerado como el periódico de referencia de la intelectualidad, los enseñantes y los sindicalistas británicos. “Cuando los conservadores quieren calificar a alguien como intelectual de izquierda dicen que es un lector del Guardian”.
En cuanto a “The Economist” es un semanario británico publicado a la vez en papel, con salida a los quioscos los viernes y tirada de 1.300.000 ejemplares, y una publicación digital, referencia a escala mundial. Reconocido por la calidad de sus artículos, cubre toda la actualidad mundial, con especial atención a la economía y las relaciones internacionales, implicándose en las grandes cuestiones sociales defendiendo una visión liberal de la economía, los hechos sociales y la cultura.
Publicado por primera vez en septiembre de 1843, gracias al apoyo de la Anti-Corn Law League (creada por Richard Cobden y John Bright en 1838, para luchar por la abolición de las leyes proteccionistas del trigo, en vigor desde 1815), ahora es una publicación perteneciente al grupo “The Economist Newspaper Limited”. Su fundador, James Wilson, era un sombrerero que creía en el librecambio y el internacionalismo de los mercados. Creó el periódico para hacer campaña contra las leyes proteccionistas. En los años 1940, “The Economist” se abrió a otras corrientes ideológicas, con las firmas de Isaac Deutscher y Daniel Singer. En 1981 empezó a imprimirse en Estados Unidos y partir de los años 1990 ha tenido un carácter resueltamente liberal. Desde la guerra de Vietnam (años 1960), “The Economist” ha apoyado todas y cada una de las intervenciones armadas de Estados Unidos, como la guerra de Yugoslavia, la segunda guerra de Afganistán, la guerra de Irak y los actuales ataques aéreos en Pakistán.
Anteriormente, “The Economist” fue la cabecera de un periódico publicado en 1821 por Robert Owen, considerado el fundador del socialismo inglés, que solo se mantuvo durante un año.
Fuente: Periodistas en español, 24.3.15 por Mercedes Arancibia, periodistas española

Comente